Coronavirus Almería El Colegio de Abogados reabre su salón de actos para celebrar el X Día de la Justicia Gratuita y el Turno de Oficio

  • El decano, Juan Luis de Aynat, pide “lucidez” y “buena gente” para hacer frente a crisis como la de la COVID-19. 660 colegiados atienden el servicio de asistencia al detenido y 726 en el turno de oficio

El Colegio de Abogados reabre su salón de actos para celebrar el X Día de la Justicia Gratuita y el Turno de Oficio El Colegio de Abogados reabre su salón de actos para celebrar el X Día de la Justicia Gratuita y el Turno de Oficio

El Colegio de Abogados reabre su salón de actos para celebrar el X Día de la Justicia Gratuita y el Turno de Oficio

La pandemia de la COVID-19 ha supuesto un cambio para todos los estamentos de la sociedad. El Ilustre Colegio Provincial de Abogados de Almería no ha sido ajeno a esta realidad y tuvo que cerrar sus puertas físicas, que no su asistencia y servicios, durante los peores momentos de la cuarentena. El viernes 10 de julio su emblemático salón de actos ha podido reabrir sus puertas para celebrar el X Día de la Justicia Gratuita y el Turno de Oficio. Fue una edición diferente, con poca presencia física y retransmitida a través de Internet. Mascarillas, espacios entre asientos y bancadas… Elementos de protección que no han impedido rendir un adecuado homenaje a los letrados que asisten a aquellos que más lo necesitan.

El decano del Colegio, Juan Luis de Aynat Bañón, ha sido el responsable de presentar este acto en un “escenario anómalo, diferente al habitual, con una docena de asistentes”. Sea cómo sea, este primer acto colegial presencial tras la pandemia ha sido el marco en el que De Aynat ha revelado que días antes de declararse el estado de alarma, se comunicó con diferentes autoridades judiciales y civiles para trasladarles que, “sucediese lo que sucediese, se contase con la abogacía almeriense” porque los letrados iban a atender los derechos de sus clientes, ya fueran de designación particular o del turno de oficio.

El decano destacó que sus compañeros de profesión demostraron una “eficacia” que permitió que estos duros momentos transcurriesen con una “escasísima incidencia” a la hora de prestar los servicios a los que están llamados “constitucional y estatutariamente”, pero también por su “convicción al derecho de la defensa”. De Aynat no quiso vaticinar lo que ocurrirá en los próximos meses, aunque ha visibilizado la preocupación de la profesión por el retorno a “escenarios duros y complejos”. En este punto, ha ejemplificado con la retransmisión del acto de ese viernes. “Tecnologías que veíamos más o menos lejanas y se han tatuado en nuestra piel de manera definitiva e irrenunciable”, ha apostillado el decano, aseverando que el Colegio está preparado para poner en marcha los mecanismos necesarios con “prudencia, con humildad, pero con permanencia”.

Tras esto, ha llegado el momento de la lectura del ‘Manifiesto de la Abogacía Española ante el Día de la Justicia Gratuita’ por parte de María Guerrero Lorente, miembro de la Comisión del Turno de Oficio y Asistencia al Detenido del Colegio de Abogados. Acto seguido, ha intervenido la diputada quinta y presidenta de la Comisión del Turno de Oficio y Asistencia al Detenido del Colegio, Míriam Cervera Blázquez. Esta última ha detallado que, en lo que va de año, han sido tramitados 18.423 expedientes de asistencia jurídica gratuita. Asimismo, ha precisado que 660 colegiados están inscritos en el servicio de asistencia al detenido, realizando en esta primera mitad del año 4.902 guardias y 13.548 asistencias. En el turno de oficio son 726 los colegiados inscritos, con 13.538 asistencias en este mismo periodo.

Cervera Blázquez ha subrayado el “sobre esfuerzo” al que se han visto sometidos desde marzo estos letrados en un escenario “totalmente nuevo, grave y desconocido” que no ha impedido que dichos servicios se lleven a cabo. Unos meses en los que se ha auxiliado a través del teléfono a incontables abogados para guiarlos en las “peculiaridades” de cada guardia marcada por la COVID-19, potenciando además la asistencia telemática, “algo que se ha conseguido en muchos partidos judiciales, pero no en todos”. Después han sido homenajeados Miguel Márquez Granados, juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Roquetas de Mar y Concepción Vizcaíno Martínez, letrada de la Administración de Justicia del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Vélez-Rubio, “personas que en su respectiva área profesional han participado en aras de una mejora y dignidad en el desempeño por la abogacía del Turno de Oficio”. 

A continuación se ha hecho lo propio con las letradas y letrados María del Pilar Parra Canet, Andrés Camacho García, Aurelia Jiménez Godoy, Manuel Jesús Alcoba Salmerón, Pedro Carmona Soria, Julián Ignacio Cazorla Montoya, Ana Pérez Pérez, Noelia Carmona Pérez, Ester Lorente González y Rafael Alcántara Martínez, por su trayectoria en este servicio. Algunos de ellos han participado de forma audiovisual con la proyección de diferentes vídeos, al no haber podido asistir al acto. Julián Ignacio Cazorla ha sido el responsable de dirigir unas palabras a los presentes sobre su experiencia personal en el Turno de Oficio de forma previa a la clausura. Un momento en el que ha querido recordar a su “compañero y amigo, Francisco Álvarez García”. “Uno de los nuestros, gran letrado, con muchos años en el Turno de Oficio”, desaparecido recientemente.

Finalmente, el decano De Aynat ha retomado la palabra, dirigiéndose al juez Miguel Márquez, quien en su alocución había agradecido al Colegio por facilitar la labor judicial durante los pasados meses. “Con una persona lúcida, que además sea buena persona, es facilísimo entenderse”, ha apuntado el decano, quien ha hecho un llamamiento, precisamente, para incorporar estos dos elementos en el día a día de todos los eslabones de la justicia, la lucidez y ser buena persona. “Nuestro oficio, además, permite esas dos maniobras”, ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios