Almería

Comienza el curso escolar sin intérpretes en lengua de signos

  • El sindicato CCOO culpa a la Delegación de Educación por la mala gestión en este asunto

Una intérprete de lengua de signos durante una clase el pasado curso. Una intérprete de lengua de signos durante una clase el pasado curso.

Una intérprete de lengua de signos durante una clase el pasado curso. / d.a.

Los alumnos con discapacidad auditiva de la provincia de Almería han comenzado sus clases sin interprete en lengua de signos. Tal y como ha denunciado el sindicato CCOO "el pasado 17 de septiembre estos alumnos en su primer día de clase, se encontraron en una situación discriminatoria al no contar con la presencia en sus aulas de las profesionales intérpretes de lengua de signos". "Han sido afectadas todas las alumnas y alumnos sordos que cursan sus estudios en Educación Secundaria Obligatoria (ESO), Bachillerato y Ciclos Formativos en diferentes centros educativos de titularidad pública de la provincia.

Según el sindicato, "la Delegación Territorial de Educación de la Junta de Andalucía en Almería y la Gerencia Provincial de la Agencia Pública Andaluza de Educación no han comunicado antes del inicio del curso escolar la previsión de plazas de intérpretes de lengua de signos, generando una doble situación lamentable". "Por un lado la del alumnado afectado, que comenzó sus clases sin intérpretes que posibilitaran la comunicación en las aulas, y por otro la del colectivo de trabajadoras afectadas". "Es una práctica habitual en nuestra provincia que se gestionen las contrataciones de las intérpretes un día o dos antes del inicio del curso", han apuntado desde CCOO. El servicio de interpretación de lengua de signos para alumnado con discapacidad auditiva "continúa externalizado, con lo cual la administración debería haber comunicado a la empresa adjudicataria toda la información con anterioridad para que el alumnado sordo no se viera en desigualdad de condiciones que el resto de sus compañeros oyentes al empezar las clases". A pesar de la Ley 27/2007, de 23 de octubre, "por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas con discapacidad auditiva y sordociegas", y la Ley 11/2011, de 5 de diciembre, "por la que se regula el uso de la lengua de signos española y los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y con sordoceguera en Andalucía", han sido alrededor de cincuenta alumnos los que se han visto afectados por no tener los recursos necesarios el primer día de clase; así como las profesionales intérpretes de lengua de signos que trabajan en centros educativos públicos de la provincia que, otro año más, continúan con una "lamentable precariedad laboral".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios