Almería

Culpable: Mató a su hijo golpeando su cabeza contra el suelo de su casa

  • Un jurado impasible que no se cree que actuase bajo un trastorno transitorio dice que también maltrató a su pareja

A la derecha, Hicham B., junto a su abogado, Nabil El Meknassi. A la derecha, Hicham B., junto a su abogado, Nabil El Meknassi.

A la derecha, Hicham B., junto a su abogado, Nabil El Meknassi. / M.M.

Maltrató a su compañera sentimental durante casi dos años, la golpeó en la cabeza el 24 de junio de 2016 y le arrebató al hijo de 45 días que ambos tenían en común para golpear el cráneo del pequeño dos veces contra la solería de la vivienda familiar de la pareja en Campohermoso provocando su muerte inmediata. A grandes rasgos, ese es el veredicto leído este viernes por el jurado popular que desde el lunes ha juzgado a Hicham B., el hombre acusado de matar a su bebé porque su mujer le daba de comer en lugar de limpiar la casa.

Un jurado impasible que ha votado por unanimidad prácticamente todos los puntos del veredicto y que no se cree que sufriese un estado disociativo que anulase por completo o siquiera de forma leve su capacidad para entender el alcance de sus actos o su autocontrol, negando además que sufriese varios episodios traumáticos que afectasen a su estado mental. Aseguran que los peritos forenses ya certificaron que no sufría ninguna patología psicopática o esquizofrénica grave ni tenía antecedentes de salud mental ni rasgos de personalidad que pudieran haber hecho posible que tuviera alteradas sus capacidades volitivas e intelictivas; sin dar validez al informe de parte elaborado por el jefe de Psiquiatría del Hospital Torrecárdenas entregado por el letrado del procesado, Nabil El Meknassi. Tampoco han tenido en cuenta que a pesar de no estar casados Hicham B. registrase al bebé como hijo suyo y que, según relató la propia madre del menor, cuando estaba "tranquilo, siempre estaba contento con el bebé". "Se sintió muy feliz con el nacimiento del niño", dijo de hecho la progenitora insistiendo en que dicho comportamiento se producía cuando no había discusiones entre los dos y "estaba bien de su cabeza".

El jurado ha considerado probado que el acusado mantuvo una relación con la madre del bebé desde 2014 hasta el 24 junio de 2016, y que el 10 de mayo de este último año ambos tuvieron a su hijo. Señalan que sobre las 13:30 horas del 24 de junio de 2016 Hicham B. golpeó dos veces contra el suelo al bebé tras arrebatárselo a su madre de los brazos, de forma que la cabeza del niño chocó contra la solería, lo que le provocó un traumatismo cráneo encefálico severo con hemorragia masiva que hizo que muriese de inmediato. Indican que además intentó golpear una tercera vez al niño contra el suelo, si bien no lo consiguió gracias a la oposición de su progenitora.

En cuanto al delito de lesiones, han dicho que el acusado golpeó en la cabeza y en el rostro en su vivienda de Campohermoso a la mujer antes de arrebatarle al niño, provocándole dolor, palpitaciones y un edema, lesiones por las que tardó en curar 90 días.

Respecto al maltrato habitual, afirman que durante su relación con la madre del bebé, Hicham B. la vino sometiendo a agresiones físicas con puñetazos y patadas por todo el cuerpo.

Afirman que antes del embarazo le dio un "guantazo en la boca" y la insultó en su coche, que le rompió los teléfonos móviles para que no pudiese hablar con nadie, que estando ya encinta la golpeó fuertemente por la espalda, y que incluso cuando llevaba siete meses de gestación la cogió por el cuello hasta casi asfixiarla. Además mantienen que en el hospital la atemorizó en mayo de 2016 diciéndole que iba a matar al niño, amenaza que repitió posteriormente en casa de los padres de él al poco tiempo de nacer el bebé. En este sentido, apuntan que la mujer presenta síntomas de estrés postraumático.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios