Animales

Muere ‘Ariel’, la cría de delfín que llegó al centro de recuperación de Equinac

  • Llegó "muy desnutrida, llena de parásitos, y con muchas marcas de mordidas de otros delfines"

Ha muerto 'Ariel', la cría de delfín. Ha muerto 'Ariel', la cría de delfín.

Ha muerto 'Ariel', la cría de delfín. / Equinac (Almería)

Ha muerto 'Ariel', la cría de delfín. Ha muerto 'Ariel', la cría de delfín.

Ha muerto 'Ariel', la cría de delfín. / Equinac (Almería)

Ha muerto ‘Ariel’, la cría de delfín que quedó varada en la costa de la provincia y quedó a cargo de Equinac, la entidad autorizada en la provincia para atender varamientos de animales marinos, en cuyo centro de recuperación ubicado en el puerto de Almerimar ha expirado. “

"Está muy desnutrida, llena de parásitos, y con muchas marcas de mordidas de otros delfines. Vamos a seguir con su atención clínica. Gracias a quienes nos han avisado”, publicaron entonces los miembros de Equinac. Tras la muerte del cetáceo, la coordinadora Eva Morón ha recordado la dificultad para que un animal de este tipo pueda sobrevivir fuera del mar.

Éste es su comunicado:

Antes de explicar un poco sobre la muerte en sí de Ariel y de los cetáceos varados en general, quiero manifestar lo orgullosa que me siento de los integrantes de Equinac, mis compañeros que, sin dormir, cubriendo turnos de madrugada y saliendo de sus trabajos, se han desplazado hasta el centro para hacer los turnos con "Ariel", compañeros que se han venido incluso de zonas bastante alejadas de Almerimar, completamente gratis, y poniendo, además, su tiempo y gasolina, para que cubriéramos las 24 horas, sin descanso, y atender a "Ariel", y así 365 días al año 24 horas, atendiendo todos los avisos en Almería de cualquier cetáceo o tortuga marina que nos necesite.

Igualmente, manifestar mi orgullo por mi compañero, el veterinario Emilio Guil, que -incluso recién operado- ha atendido las necesidades clínicas de Ariel, como lo lleva haciendo desde hace casi 20 años.Quienes no saben lo que supone todo esto física, mental y económicamente, no se puede hacer una idea de lo magníficos que son. La fuerza para seguir en esta lucha, intentar hacer todo lo posible por los animales y la energía de Equinac es vuestro altruismo, dedicación y el poder contar con gente como vosotros.

Sobre la atención de los cetáceos varados:

Las posibilidades de recuperación de un cetáceo varado, con patologías serías asociadas, son prácticamente de cero a nivel mundial. Da igual los superveterinarios que los atiendan, da igual las megainfraestructuras que tengas: se mueren.

Evidentemente para Ariel, al igual que para otros cetáceos, no ha sido lo mismo pasar tres o cuatro días en el mar, sola, sin su grupo familiar, sin alimentarse, con dolores y asustada, y morir en una lenta agonía o ahogada, que en manos de gente especializada que ha cuidado de ella. La hemos atendido, la hemos alimentado y ha recibido los mejores cuidados,incluso en su muerte, que ha sido con nosotros, y recibiendo el calor de los que estábamos con ella en sus últimos momentos. En la necropsia podremos ver más de su estado interno, pero Ariel ingresó llena de parásitos, muy débil, desnutrida, con signos de tener algún problema que puede afectar a su sistema nervioso o su sentido de la orientación. Y, aunque le costaba respirar, ha recuperado un poco -gracias a los cuidados recibidos- las fuerzas para nadar e incluso comer. Era obvio que algo más serio le pasaba, si no, no hubiera varado en ese estado. Los resultados de las pruebas histopatológicas arrojarán más datos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios