Elecciones en Andalucía

El PSOE confía en romper la igualdad con los populares en Almería

  • El dominio de los populares en las últimas dos décadas se debilita. Su reto es intentar frenar la reciente tendencia al alza de los socialistas de José Luis Sánchez Teruel.

Carmen Crespo junto a Juanma Moreno, en un acto. Carmen Crespo junto a Juanma Moreno, en un acto.

Carmen Crespo junto a Juanma Moreno, en un acto. / Rafa González

Almería se viene tiñendo de rojo en las elecciones autonómicas. Y eso es noticia. El voto andaluz de los almerienses en los comicios regionales, que en las dos últimas décadas ha sido a favor del Partido Popular, igualó fuerzas en 2015 con la entrada de Ciudadanos y Podemos, que lograron un escaño cada uno en el Parlamento Andaluz por los cinco de PP y PSOE.

La tendencia y las encuestas marcan un claro crecimiento de los de José Luis Sánchez Teruel, que repetirá como candidato socialista en la provincia. El partido ha logrado reducir la brecha de votos en todos los comicios de los últimos años en una provincia que durante los últimos tiempos ha sido claramente de derechas.

En el PP, la candidata volverá a ser Carmen Crespo, quien en su momento fuera delegada del Gobierno en Andalucía. Los azules tienen como objetivo no mermar su número de escaños en el Parlamento y lo cierto es que la abderitana, a sabiendas del adelanto electoral, ha tocado en las últimas semanas todos los problemas que padece la provincia y son competencia de la Junta.

Marta Bosquet es indiscutible en Ciudadanos. La parlamentaria almeriense se ha ganado un hueco en el bloque duro del partido y comparte decisiones y esfuerzos con Juan Marín. Es el partido naranja quien tiene en su mano desequilibrar la balanza del bipartidismo en Almería pues tiene en mente superar los resultados de 2015, donde consiguió un parlamentario.

Adelante Andalucía presenta como candidato a Diego Crespo. En la provincia de Almería, encabeza la lista consensuada Diego Crespo, de Podemos, seguido de la coordinadora provincial de IU, María Jesús Amate. La realidad es que a Podemos le contentaría con mantener el escaño logrado en 2015, ocupado hasta ahora por Lucía Ayala.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios