Urbanismo

El PSOE pide al alcalde que "no invente excusas" y resuelva los problemas de ruido

  • “Culpar a la calidad del suelo del ruido en la ciudad es estar ciego a la realidad de las zonas saturadas de terrazas y veladores”, afirman los socialistas

Eusebio Villanueva, concejal del PSOE Eusebio Villanueva, concejal del PSOE

Eusebio Villanueva, concejal del PSOE

El concejal del PSOE Eusebio Villanueva ha pedido al alcalde de la ciudad “que no invente más excusas y que se ponga ya a trabajar para resolver los problemas de ruido que soportan los vecinos de la ciudad”, después de conocer que el primer documento del Plan de Acción contra el Ruido, un plan cuya aplicación viene retrasándose desde el año 2011, señala la mala calidad de la pavimentación de las calles como una de las principales fuentes de emisión sonora y sobre la que se debe actuar”.

En su opinión, “culpar a la calidad del suelo del ruido en la ciudad es estar ciego a la realidad existente en las zonas saturadas de terrazas y veladores de Almería, especialmente en el centro, donde viven, trabajan y se divierten la mayoría de los almerienses”. “Al alcalde le falta coraje político para afrontar las soluciones que se deben aplicar en esta zona saturada, que se ha ampliado respecto a lo previsto inicialmente, empeorando notablemente, puesto que, de los 37 puntos de medida del nivel de ruido repartidos por la zona, solo 6 están por debajo de los valores máximos permitidos”, ha apuntado.

A este respecto, el concejal socialista ha manifestado que el aumento del ruido en esta área de la ciudad “no es debido al tráfico rodado, sino al uso y abuso del espacio público ocupado hasta altas horas de la madrugada, mientras otros ciudadanos intentan conciliar el sueño en sus casas”. “Este es un problema grave de convivencia y de armonización de derechos y deberes, donde el alcalde debe intervenir urgentemente, regulando actividades, ordenando usos y poniendo los medios materiales y humanos necesarios para que se cumpla con lo dispuesto”, ha indicado.

A su juicio, “no es por casualidad que la aprobación inicial del Plan del Ruido se llevara a cabo en un pleno telemático y urgente”, que tuvo lugar el pasado 22 de mayo, para un plan que fue presentado en diciembre de 2019 y retirado entonces del orden del día con idea de que se mejorara la propuesta con la participación de vecinos y empresarios.

“Por increíble que pueda parecer, el documento aprobado en mayo es exactamente el mismo que el de 2019, con la misma documentación y sin que se realizara ninguna reunión con vecinos, empresarios u otros colectivos, y sin tampoco haber pasado nuevamente por la Comisión de Urbanismo”, ha señalado Villanueva. Asimismo, ha criticado que el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento aprovechara para aprobarlo, con sus socios de la derecha, un pleno que se celebró telemáticamente, donde la posibilidad de debate se vio mermada por el propio formato, y con la vaga promesa de realizar una sesión informativa.

Falsa participación

En lo que respecta a la participación, el concejal del PSOE ha lamentado que para sustanciar dicha promesa la concejala Labella convocara una sesión informativa sobre el ruido el 25 de junio “tratando de dar al proceso una apariencia de participación, pues a dicha reunión sólo asistieron una docena de personas, la mitad técnicos y personal del ayuntamiento, y un número indeterminado de asistentes de forma virtual, a través de las redes sociales, con lo que no sabemos el alcance real de participación que tuvo dado que, además, ni siquiera no se proporcionó dicha información”.

En dicha reunión se presentaron dos documentos: el Plan de Acción elaborado en 2017 y el Plan Específico de la Zona Saturada de 2019. Hay que tener en cuenta que se viene trabajando en este asunto desde 2011, cuando se realizan los primeros trabajos y se estableció la primera zona saturada entre el Paseo, la calle Real, la Plaza de San Pedro y la de la Virgen del Mar. Según el responsable socialista “poco se ha avanzado hasta la fecha, salvo la ampliación de la zona saturada por el norte, llegando hasta Puerta Purchena, y constatar con las mediciones realizadas que la situación ha empeorado sustancialmente”.

Plan de Acción

El primer documento, el Plan de Acción, analiza los niveles de ruido en la ciudad considerando el tráfico rodado, el ferroviario y la actividad industrial, y mide el nivel de ruido en tres franjas del día: mañana, tarde y noche. Presenta un amplio estudio de 13 zonas de conflicto asociadas a los grandes ejes de circulación, donde afecta a más población, debido a la gran cantidad de vehículos que soportan. Llega a la conclusión de que el principal foco de ruido en la ciudad es el tráfico rodado, resultado lógico, según el responsable socialista, debido a la escasa actividad industrial de la ciudad y a que el tráfico ferroviario esta constreñido a la vía de acceso, infraestructura que tiene una baja frecuencia de viajes.

Además, presenta un capítulo de actuaciones para luchar contra el ruido “cargado de buenas intenciones próximas a la tautología” y donde las medidas con más fundamento son las dirigidas a contrarrestar la fuente emisora, es decir: la reducción del tráfico rodado, planteando el aumento de vías ciclistas y la pavimentación de calles con asfalto fono acústico, aunque no especifica las condiciones que debe cumplir dicho asfalto.

En este sentido, Eusebio Villanueva, ha criticado que al equipo de gobierno del partido popular “no le gustan mucho los árboles, pero si aumentáramos la masa arbórea en nuestras calles y dejáramos a los ejemplares crecer a su amor, obtendríamos, además de una sombra muy necesaria y agradable, una amortiguación sonora en las plantas altas de las edificaciones, consiguiendo que un gran porcentaje de vivienda mejorara sus condiciones frente al ruido, algo que, desafortunadamente no se contempla en el Plan de Acción”.

Nuestras propuestas

Por último, el concejal socialista ha trasladado las propuestas de su grupo político para reducir los niveles de ruido de la ciudad, entre las que destaca, para las calles de circulación rodada, utilizar un pavimento con acabado continuo, que tenga entre sus componentes un material absorbente, que este comprobado y testado, y generalizar su uso a todas las vías rodadas de la ciudad, prestando especial cuidado al ajuste de tapas y registros situados en la calzada.

Además, Eusebio Villanueva, ha apostado por la creación de pantallas vegetales en las calles con árboles de gran porte, a fin de amortiguar la transmisión de ruido a las plantas altas de las edificaciones. E igualmente, el PSOE propone, que se apruebe una normativa sobre ocupación de calles con terrazas y veladores, que determine horarios y niveles de ruido admisibles, acompañada de campañas de sensibilización e información a los usuarios.

Participación y compromiso

A juicio del concejal socialista, “es necesario que el alcalde se ponga el traje de faena y lidere un proceso fuerte de participación entre vecinos, empresarios, comerciantes y todos los actores sociales implicados, en busca de una solución y un compromiso social”. “Es hora de que el alcalde cambie de actitud, porque lo realizado hasta la fecha ha sido un no hacer nada, ponerse de perfil ante la situación y el problema, cuando ahora es el momento de tomar las riendas y arbitrar medidas y soluciones de una forma valiente y responsable”, ha señalado. Para Villanueva “la aprobación de este plan sin la necesaria participación es un mal precedente y veremos si nuestro regidor es capaz de enderezar el rumbo para que el ruido en Almería deje de generar problemas de

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios