Almería

Un 'novio' para la cafetería de la azotea de Urbanismo

  • El Ayuntamiento recibe, esta vez sí, una oferta para la concesión del restaurante con vistas 

Vistas desde la azotea de la Gerencia de Urbanismo Vistas desde la azotea de la Gerencia de Urbanismo

Vistas desde la azotea de la Gerencia de Urbanismo

A la azotea de la nueva Gerencia de Urbanismo, en la plaza Marín, al lado del Ayuntamiento, le ha salido un "novio", suficiente para el equipo de gobierno, en el caso de cumplir los requisitos, le adjudique la concesión de la explotación del restaurante cafetería con vistas al casco histórico. La guinda del edificio modernista no se ha quedado, en esta ocasión, sin ofertas en el proceso de licitación emprendido por segunda vez por la empresa municipal de la vivienda Almería XXI. 

El local de restauración, situado en la última planta de la nueva Gerencia de Urbanismo, fue ofertado el pasado año por primera vez. Pese al interés detectado en su momento entre empresarios del sector, lo cierto es que finalmente, el Ayuntamiento se vio obligado a declarar desierta la licitación de esta concesión de 18.000 euros anuales de arrendamiento y por un periodo de siete añosprorrogables a otros tres.

La concejal de Urbanismo, Ana Martínez Labella, explicaba entonces su intención de mantener una ronda de contactos con aquellos empresarios que habían solicitado información sobre la azotea, contemplando la posibilidad de endulzar las condiciones para sacar adelante esta iniciativa que, al margen de los ingresos a las arcas que pudieran generar, tiene por objetivo principal inyectar vida a esta zona del casco histórico, más allá del horario administrativo. Las dependencias de Urbanismo pueden cerrar al público manteniendo abierto el acceso independiente a su última planta dedicada a la restauración y en la que se podrían organizar actividades complementarias de corte cultural, ya que quedaba permitido el empleo de música.

Esa ronda de contactos ha dado como resultado la segunda licitación, si bien las condiciones contractuales no han variado, habiendo fijado Almería XXI el mismo canon y el mismo periodo de máximo diez años para la concesión, la cual implica no solo ya la calificación ambiental obtenida, sino la consecución del resto de permisos municipales. Una vez adjudicado, lo único que resta es el cambio de titularidad de la actividad a la empresa que la vaya a explotar, si está conforme con los trabajos hechos y no quiere practicar algún cambio sobre la obra que Almería XXI dejó completa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios