Almería

Los comerciantes de Almería, al “límite de sus fuerzas”, lanzan un SOS

  • Una representación de las asociaciones de la capital se concentra en el Paseo y piden “poder trabajar”

Medio centenar de comerciantes se ha concentrado en el Paseo de Almería Medio centenar de comerciantes se ha concentrado en el Paseo de Almería

Medio centenar de comerciantes se ha concentrado en el Paseo de Almería / Javier Alonso

Al “límite de sus fuerzas”, como explican, una representación de medio centenar de comerciantes de las siete asociaciones operativas en el término municipal se ha concentrado en el Paseo de Almería, frente a la Delegación del Gobierno andaluz, para lanzar un “SOS” como el estampado en sus carteles junto a la frase “No apagues su luz”. Piden al Gobierno andaluz que se replantee las restricciones que viene aplicando al objeto de contener la pandemia y se les vea como espacios seguros al ser comercio de calle. Es decir, que no se les equipare a los centros comerciales y, por tanto, y en síntesis, “poder trabajar”.

Guardando al inicio de la concentración un minuto de silencio por las víctimas de Covid-19 y deseando la pronta recuperación de las personas enfermas, la presidenta de Almería Centro, Trinidad Villegas, en nombre también de las asociaciones de Nueva Andalucía, Mediterráneo-Oliveros, Zapillo, La Cañada, El Alquián y Retamar, procedía a la lectura de un manifiesto con siete puntos esenciales que resumen las reivindicaciones de este sector, que ya sufría el embiste de las grandes superficies y la venta online, y al que la pandemia ha colocado al borde del precipicio.

Piden que se distinga entre grandes espacios y pequeños comercios a la hora de establecer restricciones de cierre y que se les diferencie de los negocios de hostelería. Inciden en que no hay aglomeraciones como en las superficies cerradas y en que, en los comercios, el tiempo de estancia media “está en 15 minutos y siempre se porta mascarilla, por lo que no hay contacto estrecho prolongado y sin mascarilla”.

Los comerciantes también quieren que se revisen los criterios para ver qué comercios tienen consideración de esenciales y cuales no “partiendo de la base que todos somos esenciales”, así como que se controle la venta de artículos no esenciales “en comercios que a los que sí se les cataloga como esenciales”.

Para las asociaciones es preciso que se presenten alternativas “en caso de cierre ineludible” para el comercio tradicional. “Unas alternativas que pasen por la cita previa, recogida en tienda o la venta a domicilio, tal y como se ha realizado con otros sectores como la hostelería, ya que la venta online no es una vía alternativa que permita subsistir” y ayudas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios