Almería

La droga viaja por el aire

  • Narcotráfico. El hallazgo de un helicóptero en la barriada nijareña de Fernán Pérez sigue siendo todo un misterio. Muchos interrogantes quedan aún abiertos de cómo y por qué estaba allí

Helicóptero encontrado cerca de la finca El Romeral, en Níjar. Helicóptero encontrado cerca de la finca El Romeral, en Níjar.

Helicóptero encontrado cerca de la finca El Romeral, en Níjar. / rafael gonzález.

En el silencio de la noche, nadie escuchó nada extraño o anómalo que pudiese romper el sueño de los vecinos de Fernán Perez la pequeña barriada de Níjar la madrugada del pasado sábado 4 de abril, donde a escasamente unos dos kilómetros del casco urbano el propietario de la finca "El Romeral" ubicada en el paraje de La Bicha cercana al cementerio, se diera de bruces con un enorme helicóptero volcado sobre su costado derecho. Tras la sorpresa y sin apenas poder articular palabras, pasados unos minutos, al comprobar que no había nadie en su interior y sin que se viese carga alguna diseminada en el suelo, el sorpresivo "hallazgo" fue comunicado por los vecinos cercanos al puesto principal de la Guardia Civil de Níjar cuyos agentes de inmediato pusieron el incidente en conocimiento de la Comandancia de Almería. Dos patrulleros acudieron a la zona protegiendo el perímetro de incidencia, al tiempo que se cortaba el camino de acceso entre Fernán Pérez y Los Albaricoques. No habían pasado ni dos horas cuando los agentes de Criminalística y de la Policía Judicial ya ha habían blindado la zona tomando todo tipo de muestras, rastros, huellas o cualquier otro elemento que posibilitara abrir con acierto las vías de investigación .Por que de inmediato empezaron a surgir las preguntas. ¿Quería aterrizar ahí el piloto o fue por razones técnicas el que buscase la zona por la proximidad de las canteras de yeso?..¿Aterrizó sin problemas y al reventarse una de las ruedas volcó hacían uno de los lados?..¿Esperaban a la tripulación y su carga? ¿Había rastros o huellas de vehículos junto al helicóptero? ¿Se sabe algo más de interés salvo que se detectó que el aparato transportaba droga? ¿Qué se dijo desde el aeropuerto sobre la hoja de ruta del helicóptero?.. Hay aún muchas preguntas en el aire. Sin embargo entre los investigadores y medios de comunicación sobresalía la hipótesis de que el susodicho aparato transportaba droga, que ya había sido descargada y que por razones técnicas o falta de carburante el helicóptero perdió altura al despegar o aterrizar aunque la pericia del piloto al tonar tierra en una zona nada ideal con múltiples desniveles impidió que se registrasen víctimas.

Posteriormente se supo que el helicóptero no estaba obligado a comunicar su vuelo". Así lo confirmaron a Diario de Almería fuentes del Ministerio de Fomento, concretamente desde la Agencia Estatal de Seguridad Aérea donde explicaron que un helicóptero puede realizar su trayecto en espacio aéreo no controlado, a una determinada altura, sin necesidad de presentar un plan de vuelo, y en estos casos sería el piloto el único responsable de la navegación.

Un helicóptero puede realizar un trayecto a una altura sin tener que presentar plan de vuelo

No obstante, esta regla de vuelo podría explicar el hecho de que el helicóptero de color amarillo y de fabricación polaca en el que se encontró el rastro de droga no tuviera plan de vuelo y que el aeropuerto de Almería no se percatara de que sobrevolaba el cielo de la provincia, en pleno Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.

Se consideró que la aeronave podría estar siendo usada para el transporte de droga en ese momento o que se disponía a cargar en algún punto de la costa un alijo, lo que explicaría la forma en la que se produjo el anómalo aterrizaje, en el que nadie pidió auxilio ya que la nave fue abandonada en mitad del campo y ninguna compañía reclamo el vehículo aéreo

La Guardia Civil trabajó a fondo para conocer la identidad y la localización del propietario del helicóptero, así como la misión que tenía en Níjar y en la identificación del piloto y copiloto que presuntamente manejaban el denominado Halcón, a cuya conclusión se llegó tras una inspección de los objetos de precisión encontrados en el interior. Los perros del Servicio Cinológico de la Guardia Civil encontraron rastros de hachís en el helicóptero pero no se puede deducir que la droga estuviese en el interior del aparato en el momento que aterrizó, pues pudo permanecer en él anteriormente. En cualquier caso, la Benemérita mantuvo abiertas todas las líneas de investigación y también trabajó con la hipótesis- como así parece- de que el helicóptero pudiera haber sido utilizado para introducir hachís desde el norte de África, como ha sucedido en ocasiones anteriores. Así al menos se precisó, de que en dos operaciones en los últimos años se utilizaron una avioneta y un helicóptero con destino Almería. Pero esto no es nuevo ni mucho menos. De África viene este peligro con las narcoavionetas o en este caso helicópteros. No se conoce bien el grado de implantación de esta modalidad para el transporte del hachís desde el país alauita. Su uso se remonta a la década de los noventa. Aquí, mucho antes se contaban mil y una historias-algunas verídicas-sobre la utilización del aeródromo de Turre hasta que definitivamente se cerró. Este asunto merece un artículo aparte. Los aterrizajes de emergencia o accidentes de este tipo siguen siendo plenamente operativos. Al principio de los años noventa, las bandas especializadas en transportar hachís por aire hacían rutas muy cortas, ahora los destinos ya traspasan nuestras fronteras tras el blindaje del mar por la presencia del SIVE de la Guardia Civil.

El paro también afecta a los pilotos. Por hacer un viaje de Marruecos a la península se pueden llevar una importante cantidad de dinero. En las avionetas se suelen cargar en torno a los 500 kilos y dar varios viajes durante la noche, pero en los helicópteros como el que cayó en Fernán Pérez esta cantidad se duplica sin problemas. La guerra contra los narcotraficantes se libra por tierra, mar y aire. Por las investigaciones llevadas a cabo, se sabe que casi el noventa por ciento de los pilotos de estos aparatos son sudamericanos y trabajan aliados con las mafias marroquíes y otras veces con las mafias colombianas. En apenas 30 o 40 minutos pueden llegar a la península, en este caso a la provincia de Almería y depositar la mercancía, especialmente en Poniente y comarca de Níjar, que rápidamente esconden en las denominadas "guarderías"-almacenes agrícolas- hasta el momento en que la organización decide el momento de la salida. Con lo que está en juego y la cantidad de millones de euros que mueve la droga, el medio más fácil de trasportar los alijos desde los países africanos a España, en su camino hacia los mercados clandestinos de Centroeuropa, es a través del aire. Desgraciadamente, los especialistas antidroga de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no disponen aún de los medios técnicos suficientes para poder llegar a conjurar esta amenaza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios