Almería

La lucha de 'David' contra 'Goliat' por las inundaciones de su plantación

  • Un productor de El Ejido demanda a la SAT Las Haciendas por los daños causados a su finca y reclama 352.842,10 euros

Así quedó en una de las ocasiones la finca del demandante debido al agua que caía en ella. Así quedó en una de las ocasiones la finca del demandante debido al agua que caía en ella.

Así quedó en una de las ocasiones la finca del demandante debido al agua que caía en ella. / José Antonio Manzano

La historia de José Antonio Manzano, un agricultor de El Ejido, cambió por completo cuando se cruzó en su camino la SAT Las Haciendas. Tanto es así que Manzano se encuentra a la espera de que se celebre una vista oral que ya ha sido suspendida en dos ocasiones y que ya ha sido señalado de nuevo para el próximo 29 de noviembre. En su demanda, este pequeño productor reclama 271.417 euros y otros 81.425,10 euros más para intereses y costas. Para conocer en profundidad el caso hay que retrotraerse al 6 de agosto de 2014 cuando José Antonio alquiló una superficie de algo más de 10.000 m2 en la Cañada de Onayar por un periodo de tres años. Dicha finca estaba deteriorada y ello le supuso un importante desembolso para dejarla en condiciones óptimas para poder trabajar y dar viabilidad a sus cultivos. Estos invernaderos lindan con los de la SAT Las Haciendas, propiedad de José Guerrero S.A.

Los problemas para el agricultor comenzaron ya en la primera cosecha pues, según mantiene en su demanda, los invernaderos de sus vecinos de parcela cuentan "cubiertas de plástico impermeable o también denominadas de raspa y amagado disponen de unas canalizaciones de aguas pluviales que vertían el agua en el camino de entrada a la finca" de José Antonio, quien resalta asimismo que SAT Las Haciendas no cuenta con un depósito de agua para lluvias, "incumpliendo por ello la normativa del PGOU de El Ejido".

De esta forma, mantiene el presunto perjudicado, el agua procedente de estos invernaderos caía sobre el techo de la entrada de su finca y sobre las propias bandas de sus invernaderos, inundando por completo las plantaciones, que acababan podridas por este exceso de agua. José Antonio Mantiene que de forma verbal advirtió a los responsables de los cultivos colindantes de que la situación era "insostenible" y éstos le prometieron una solución, llegando a arreglar con arena un camino, aunque cuando el agua caía de nuevo, todo se repetía.

"La situación se convirtió en un verdadero problema cuando a partir de octubre de 2015, como consecuencia de las lluvias acaecidas provocaron la perdida de la plantación que disponía mi representado en las fincas, y las berenjenas recolectadas no pudieron darle salida para la venta al estar el camino intransitable", dice la demanda. Tras esto, José Antonio acudió al Ayuntamiento, que inició un expediente sancionador contra los demandados e indicó que era SAT Las Haciendas quien debía no realizar vertidos de agua. En noviembre de ese año nuevas lluvias provocaron que ocurriese lo mismo y José Antonio tuvo que limpiar la finca"ya que la arena existente había absorbido tanta cantidad de agua que era imposible mantener la plantación de berenjena y en consecuencia tuvo que arrancar la siembra entera, y habida cuenta de la situación a la que se enfrentaba es innegable que volver a reponer otra plantación suponía un riesgo notable". Desde entonces, José Antonio no ha podido sembrar o recolectar y no ha obtenido ingresos económicos algunos, enfrentándose a los préstamos hipotecarios e intereses bancarios contraídos sin que esto sea tenido en cuenta. De nuevo, volvió a contactar con los demandados, que otra vez le prometieron una solución que nunca llegó. En septiembre de 2016 les remitió un burofax con este fin, que tampoco recibió contestación. Un mes después el burofax fue remitido por email y finalmente los demandados declinaron cualquier tipo de responsabilidad. "En consecuencia a día de hoy mi representado aún no ha podido plantar ni sembrar cosecha alguna desde febrero de 2016, pese haber puesto en conocimiento a los demandados de la la situación tan nefasta que vivía y vive mi representado y decidiesen dar una solución, no sólo esta parte sino también el Ayuntamiento de El Ejido, hecho que nunca llegó, pues era preferible un arreglo por la rapidez en el sentido de poder sembrar a realizar todos los pasos judiciales que esta parte esta llevando a cabo", añade.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios