Almería

La oposición frena una subida de la tasa por el suministro de agua

  • El Ayuntamiento dice que no hay beneficio para las arcas municipales y que el agua desalada es más cara

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Roquetas de Mar se encontró ayer con la negativa en bloque de toda la oposición a su propuesta de nuevas tarifas de agua y alcantarillado. Este punto de la Comisión Informativa no contó con el apoyo de ninguno de los grupos de la oposición, quienes argumentaron a través de comunicados de prensa que sólo suponía un aumento desorbitado de la tarifa en base a la próxima llegada del agua de la desaladora de Balerma.

A juicio, del grupo municipal socialista, el gobierno de Gabriel Amat "pretendía subir la tarifa del agua potable y alcantarillado en un 53,40 por ciento a los vecinos". Por ello, los socialistas han mostrado su "total desacuerdo con este brutal incremento, ya que aunque el argumento de fondo del PP es el uso de agua desalada en la red pública de agua potable, no han presentado ni un informe que respalde su teoría".

El portavoz de Ciudadanos, Diego Clemente, aseguró por su parte que tienen "serias dudas" sobre el reparto equitativo de los costes de la llegada de esta agua. Así, Clemente recordó que C´s Roquetas propone "una posible municipalización del agua, mediante borrador de informe repartido, si el resto de grupos lo ven oportuno"

Por su pare, la teniente alcalde, Eloísa Cabrera, anunció esta semana que la llegada del agua desalada "conllevará una mejora sustancial del agua distribuida, que actualmente proviene mayoritariamente del acuífero del Poniente, lo que supondrá una significativa mejora en la calidad del agua del grifo en sabor, color, olor y turbidez". También dijo que se plantean nuevas bonificaciones "a través de Tarifas Sociales para pensionistas y familias en riesgo de exclusión, que se suman a las de familias numerosas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios