Almería

Aterriza en Almería el primer vuelo desde el extranjero de este verano

Ansiado reencuentro entre familiares en el aeropuerto de Almería. Ansiado reencuentro entre familiares en el aeropuerto de Almería.

Ansiado reencuentro entre familiares en el aeropuerto de Almería. / Javier Alonso (Almería)

Almería recibió este jueves el primer vuelo internacional desde hace tres meses, cuando el Gobierno decretó el estado de alarma y se suprimieron las conexiones con otros países e incluso las nacionales. A las 20:50 horas, y procedente de Manchester (Reino Unido) aterrizaba en Almería el vuelo de la nueva normalidad.

En torno a 120 pasajeros ponían pie en Almería, algunos para regresar y reencontrarse con sus familias y otros tantos para disfrutar de vacaciones en una tierra que se ha abierto al mundo como zona segura, tanto en el interior como en la costa.

De acuerdo con las recomendaciones de las autoridades sanitarias, los pasajeros que lleguen en vuelos internacionales han de pasar un control. Las compañías aéreas se encargan de recopilar durante el vuelo la documentación que los pasajeros deben cumplimentar para que Sanidad Exterior pueda hacerles un seguimiento en caso de que alguno llegase sintomático (esa documentación es la Passenger Location Card o PLC).

Una familia abandona el aeropuerto tras la llegada del vuelo de Manchester. Una familia abandona el aeropuerto tras la llegada del vuelo de Manchester.

Una familia abandona el aeropuerto tras la llegada del vuelo de Manchester. / Javier Alonso (Almería)

Una vez en el aeropuerto, los viajeros entregan esa documentación al personal sanitario allí desplazado que, además, les realizará un control primario, con toma de temperatura. En los próximos días, la recogida de la PLC se automatizará, mediante el uso de códigos QR.

El aeropuerto ha instalado para la toma de temperatura cuatro cámaras termográficas en la sala de recogida de equipajes. Si en el control primario se detectase algún pasajero sintomático, éste pasaría a un control sanitario secundario, donde el personal médico valoraría su estado de salud y Sanidad Exterior, en caso de considerarlo necesario, organizaría su traslado a un centro sanitario, en coordinación con la comunidad autónoma.

Estampas de alegres reencuentros Estampas de alegres reencuentros

Estampas de alegres reencuentros / Javier Alonso (Almería)

El Aeropuerto de Almería ha diseñado un Plan de Recuperación Operativa (PRO) para preparar sus instalaciones y atender con las mayores garantías posibles la reactivación progresiva del tráfico aéreo. Las medidas implementadas se enmarcan en las recomendaciones emitidas a finales de mayo por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), siempre en coordinación con las autoridades sanitarias y de Transporte, así como con el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI) en Europa. El objetivo fundamental es ofrecer un aeropuerto seguro, tanto a los pasajeros como a los trabajadores. La confianza será esencial para que nuestro sector se recupere.

El PRO se ha traducido en la implementación de cerca de 40 medidas, que afectan a todos los procesos aeroportuarios: desde la facturación hasta el tránsito por el filtro de seguridad, control de pasaportes, embarque y desembarque o la recogida de equipajes.

Entre otras actuaciones, la ejecución del plan ha requerido, en grandes cifras, la colocación de 30 ; 14 dispensadores de hidrogel. ; 800 marcas vinílicas y 100 carteles para indicar el distanciamiento social; 66 grifos sin contacto y 24 dispensadores de papel en los aseos; 4 cámaras termográficas y 3 controles sanitarios (dos primarios y uno secundario). En general, las medidas recogidas en el PRO giran en torno a dos grandes ejes: concienciación sobre la necesidad de cumplir con las recomendaciones sanitarias y adecuación de las instalaciones y los servicios para hacerlo factible.

Mamparas en mostradores de atención directa al público Mamparas en mostradores de atención directa al público

Mamparas en mostradores de atención directa al público

Las principales líneas de actuación son la Implantación de una distancia de seguridad de 1,5 metros en todos los procesos aeroportuarios. Se indicará mediante señalización (marcas vinílicas), cartelería y mensajes por megafonía y en las pantallas de información al público. Esos mismos soportes se emplearán para recordar las recomendaciones sanitarias, como la obligatoriedad de llevar mascarilla o el protocolo para la higienización de las manos.

Distancia de seguridad mediante marcas vinílicas. Distancia de seguridad mediante marcas vinílicas.

Distancia de seguridad mediante marcas vinílicas.

Además, hay limitación del aforo en los aseos y los ascensores, así como en el uso de las bancadas para garantizar el cumplimiento del distanciamiento.

También existe control en el acceso al edificio terminal. Solo podrán entrar los usuarios que vayan a volar, salvo en aquellos casos en los que el pasajero sea un menor que viaje sin acompañamiento o una persona con movilidad reducida (en esas situaciones, podrían entrar acompañados).

Se han colocado de mamparas en aquellas zonas donde se produzca una interrelación directa entre pasajeros y personal aeroportuario. Han realizado una distribución de dispensadores de hidrogel en distintos puntos del edificio terminal y Reubicado el mobiliario en las salas de embarque para facilitar la formación de colas, respetando el distanciamiento.

Además, La reapertura de los puntos de restauración y las tiendas se acometerá de forma escalonada. El refuerzo de las tareas de limpieza y desinfección en las instalaciones. Entre esas tareas, por ejemplo, estaría la desinfección con virucidas de las bandejas que se utilizan en el filtro de seguridad para que los pasajeros depositen sus objetos personales, antes de pasarlos por la máquina de rayos x. También se ha procedido a la Activación de la renovación continua del aire a través del sistema de climatización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios