Andalucía

Felipe González será el presidente del Consejo de Participación de Doñana

  • El Gobierno andaluz le escoge para sustituir al biólogo Ginés Morata · PP, IU y ecologistas rechazan su nombramiento al cambiarse un científico por un político

Comentarios 8

El Gobierno andaluz dio ayer un golpe de efecto al despedir el año con un nombramiento: el de Felipe González como nuevo presidente del Consejo de Participación de Doñana. Su "acción personal" para dotar de prestigio internacional a este parque y la aprobación durante su mandato del Plan de Desarrollo Sostenible de Doñana por la UE fueron las razones esgrimidas para justificar su elección como sucesor del biólogo y premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica de 2007 Ginés Morata, que tan sólo ha estado un año al frente de la institución.

La decisión no cayó nada bien entre la oposición. PP e IU no vieron más mérito en González que el de haber pasado sus vacacaciones presidenciales en el palacio de Las Marismillas, intuyendo la búsqueda de un "retiro", y coincidieron también en lamentar que con su designación se pierde un valor "científico" para sustituirlo por otro "político". Un paso más allá fue el coordinador regional de IU, Diego Valderas, que mostró su disconformidad recordando que el modelo económico que representó González está alejado del "desarrollo sostenible, solidario y respetuoso" que precisa Doñana..

Tampoco vio con buenos ojos el "cambio de un científico por un político" Ecologistas en Acción. La organización conservacionista consideró que Morata lleva poco tiempo en el cargo para ser relevado en la gestión de este espacio natural y apuntó como posible motivo de su sustitución su oposición al oleoducto que iría desde el puerto de Huelva hasta la refinería Balboa en Extremadura, atravesando Doñana. "Ya le advertirmos que después de ese voto le quedaban dos telediarios", indicó el portavoz de Ecologistas en Huelva, Juan Romero.

Con mayor tibieza se pronunción WWF Adena, que lejos de menoscabar el peso político de González, encontró un filón si éste "se juega su prestigio" en defensa de un espacio que "no pasa por momentos tranquilos" derivados por los problemas del agua, el oleoducto o el dragado del Guadalquivir.

En esta línea se pronunció el director de la Estación Biológica de Doñana (CSIC), Fernando Hiraldo, que valoró su nombramiento siempre y cuando sirva de "espoleta", entre otras cuestiones, para agilizar la escasa inversión del Ministerio de Medio Ambiente o la toma decisiones, en las que "no actúa diligentemente, como en el caso de los acuíferos", apostilló. Hiraldo también destacó que con González puede mejorar la valoración internacional de Doñana por su "gran capacidad de influencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios