La expulsión del Ejército de un miembro de la Manada La defensa de Cabezuelo: "Es un intento de desviar la atención del problema de Arabia"

  • El abogado Agustín Martínez Becerra denuncia que la difusión de la expulsión del militar es una operación de "marketing populista y de publicidad inadmisible" cuando la sentencia aún no es firme

La defensa de Cabezuelo: "La expulsión del militar de La Manada se producirá cuando exista sentencia en firme"

Comentarios 12

El abogado Agustín Martínez Becerra, que defiende al miembro de la Manada Alfonso Jesús Cabezuelo, ha denunciado que la publicación de la baja del Ejército de este joven es un intento de "desviar la atención de otros problemas como el de Arabia Saudí", tras la decisión del Congreso de rechazar la suspensión de la venta de armas a raíz del aumento de la tensión diplomática por el asesinato del periodista Jamal Khassoggi, lo que para el letrado sevillano no deja de ser una operación de "marketing y publicidad inadmisible" cuando la sentencia de La Manada aún no es firme.

En declaraciones a este periódico, Agustín Martínez ha lamentado que el Ministerio de Defensa emita un comunicado "diez días después de haber notificado" la resolución al militar sevillano, considerando asimismo que es "inaudito e inadmisible" que se publiquen los datos personales del soldado, sin respetar la ley de Protección de datos.

Esa comunicación, ha proseguido el defensor, es "vergonzosa" y no tiene "ninguna justificación más allá de hacer marketing populista y propagandístico", y recordó que cuando la Audiencia de Navarra puso en libertad a los cinco miembros de La Manada a la espera de la resolución de los recursos -el TSJ de Navarra ha fijado el 7 de noviembre la deliberación de los recursos- se acordó su reincorporación sin destino, pero no se le podía modificación su condición de militar, y desde entonces "no ha habido cambio legislativo" alguno que justifique ahora la expulsión.

Además, Martínez Becerra ha dicho que Alfonso Jesús Cabezuelo ya tenía otras condenas por delitos dolosos -por una riña tumultuaria y lesiones- por las que no había sido expulsado de las Fuerzas Armadas, por lo que ha considerado "una barbaridad" la decisión ahora del Ministerio de Defensa cuando "la sentencia no es firme y se hace una interpretación en perjuicio del ciudadano". A su juicio, se trata de una operación que quiere "distraer a la opinión pública y confundir a la gente haciéndoles pensar que hay una resolución firme" y todo ello sin respetar la presunción de inocencia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios