Cofrade La pasión siempre tiene un punto de locura

  • Hablamos con el protagonista de uno de los vídeos más virales en esta Semana Santa

Iván Palomares refugiado bajo su paraguas. Iván Palomares refugiado bajo su paraguas.

Iván Palomares refugiado bajo su paraguas. / (Plaza de la Esperanza Macarena)

Dice el dicho popular que hay tres jueves que brillan más que el sol: Corpus Christi, Día de la Ascensión y Jueves Santo. Una máxima que no se vio cumplida la pasada jornada donde los cristianos iniciaron su triduo pascual.

Sevilla vivió el día más lluvioso de todo el año, con granizos incluidos y calles anegadas. Mientras que media ciudad compartía en redes sociales imágenes de la fuerte tromba de agua, un sorprendente vídeo irrumpía de forma viral en los teléfonos móviles. En menos de una hora ya contaba con más de 200.000 reproducciones, se colaba en informativos nacionales y ocupaba un lugar destacado en innumerables medios cofrades. WhatsApp multiplicó los datos en las siguientes horas provocando que los impactos fueran ya casi incalculables.

La grabación

Un joven protagonizaba la grabación postrado en medio de la inclemencia meteorológica bajo un paraguas en la Plaza Esperanza Macarena. Llevaba desde muy temprano para coger -como cada año- una primera fila con el objetivo de ver a su cofradía de la Madrugá y ninguna situación atmosférica le iba a retirar de su ‘palquillo’ particular. Mientras otras personas corrían a refugiarse él, impasible, se aferraba a su sitio como si nada pasase.

El protagonista

Tras las críticas -de todo tipo- los prejuicios sobre la autoría del protagonista llegaron con ‘mijita’ de colmillito, como diría el pregonero. Expresar públicamente una opinión sobre una persona y emitir un juicio sobre ella es algo habitual, y más si entran en juego las redes sociales.

Detrás de uno de los vídeos más compartidos de esta Semana Santa de Sevilla se encuentra Iván Paredes López, de 22 años y natural de Madrid. Un estudiante de inglés y canto, devoto de la Hermandad de la Macarena, que hace un gran esfuerzo cada a año para venir a Sevilla desde la capital de España en Madrugá y así ver a su cofradía de San Gil.

Iván Palomares viendo pasar La Macarena durante esta Semana Santa 2019. Iván Palomares viendo pasar La Macarena durante esta Semana Santa 2019.

Iván Palomares viendo pasar La Macarena durante esta Semana Santa 2019.

“Artísticamente me llamo Iván Palomares en honor a mis raíces andaluzas por parte de mi abuela materna, en concreto, de Linares (Jaén)”, argumenta.

Pocos saben también que a primera hora del Jueves Santo se arrancó a cantarle una saeta a La Virgen de la Esperanza Macarena en su Basílica.

Pero su faceta artística no queda ahí. Recientemente lo pudimos ver en televisión (TeleCinco) subido al escenario del programa ‘Got Talent España’ seduciendo al jurado cantando una copla vestido con deportivas, camiseta de tirantes, pantalón corto y una gorra. “La copla, para mí, es atemporal, da igual la edad que tengas, si está bien hecha llega”. (Vídeo de su actuación en Got Talent España)

Devoción Macarena

Por motivos personales aún no es hermano de La Macarena, pero es devoto de sus titulares desde que tiene uso de razón. “La hermana de mi abuela fue la primera en la familia en tener ese sentimiento Macareno y fue con tres años cuando los vi por primera vez, no pude evitar llorar y sentir una paz interior. Como precisamente me ocurre cada año”, admite.  

"Me quedé ahí porque tenía Esperanza de que, antes o después, la lluvia desapareciera"

El motivo que le llevó a quedarse sentado y quieto bajo la intemperie fue la esperanza. “Esperanza de que, antes o después, la lluvia y el granizo desaparecieran. Por tanto, merecía la pena esperar. Si hay una frase que me gusta utilizar es: La Sentencia de mi vida se dicta en la Macarena. Por tanto, supongo que por alguna razón ellos querían que estuviera allí. Llegué temprano y me quedé en el mismo sitio hasta la salida de la Hermandad. Aunque pude levantarme sobre las 17:00 horas que bajó esa fuerza de la tormenta y aproveché para ir al bar, tomar algo, y estirar un poquito las piernas”, reconoce al tiempo que destaca que las personas que se encontraban en los bares próximos se ofrecieron a “traerme un café, una manta o cualquier cosa que necesitase”.  

Familia del Arco

Iván Palomares no fue consciente de que era noticia hasta que llegaron algunas de las personas con las que coincide todos los años -a los que apoda ‘familia del Arco’- y le avisaron. “¡Incluso, me informó mi familia de Madrid de que había abierto los telediarios de algunas televisiones!”, explica con verdadero asombro.

Captura del vídeo donde aparece Iván Palomares bajo la lluvia. Captura del vídeo donde aparece Iván Palomares bajo la lluvia.

Captura del vídeo donde aparece Iván Palomares bajo la lluvia. / (Plaza de la Esperanza Macarena)

Lo cierto y verdad es que su ‘gesta’ dividió las reacciones de la gente. ¿Pasión o locura? Iván acepta ambas tesis.

“La pasión siempre tiene un punto de locura. Ha sido un año en el cual les he necesitado mucho. Un año en el que ver a mi Sentencia y Macarena era algo muy necesario para mí. Realmente, siempre y cuando se trate el tema desde el respeto, toda opinión me parece válida. A toda esa gente que ataca sin pretexto alguno, simplemente les invito a intentar ver la Semana Santa no sólo como una festividad católica sino desde su expresión artística: música, imaginería, saeteros, el olor del incienso… La Semana Santa es tantas cosas que estoy seguro de que no dejaría a nadie indiferente. Es más, mi hermano, completamente ateo recuerdo que hace unos años derramó unas lágrimas al ver en Campana al Cristo de las Tres Caídas de Triana, eso lo dice todo. Es y siempre será algo del pueblo y, por tanto, tan variopinta como el pueblo sea. Pudiendo ver así todo tipo de personas unidas bajo un mismo sentir”, subraya.

Cofrade atípico

Un cofrade atípico, quizás, pero no exento de sentimientos por una celebración religiosa tan universal como es la Semana Santa de Sevilla.

“Este año ha sido muy especial, he podido cumplir mi promesa de cantarle a mis titulares, ver salir de nuevo la cofradía y disfrutar de las demás Hermandades de la Madrugá… Y como broche de oro escuchar en directo cantar a Joana Jiménez en la Cuesta del Rosario… No puedo pedir más”.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios