El segundo juicio de los ERE

Un testigo corrobora que los dos intrusos se detectaron nada más iniciarse el ERE

  • La consultora Vitalia aseguró que "tomaría nota y revisaría" la inclusión de los dos intrusos, pero éstos siguieron en las pólizas y cobraron como prejubilados

El ex director de Trabajo Daniel Alberto Rivera, en el juicio de Acyco. El ex director de Trabajo Daniel Alberto Rivera, en el juicio de Acyco.

El ex director de Trabajo Daniel Alberto Rivera, en el juicio de Acyco. / EFE

Un testigo ha corroborado este miércoles en el juicio por las ayudas de 2,9 millones a los prejubilados de la empresa Acyco que la inclusión de los dos intrusos en ERE de la empresa se detectó en octubre de 2003, cuando se firmó el protocolo de colaboración entre la dirección general de trabajo y la propia empresa, pero a pesar de que se advirtió dicha inclusión nunca se corrigió.

El abogado del bufete Garrigues Juan Antonio L. D. C., que ha prestado declaración como testigo en la novena sesión del juicio, ha afirmado que en octubre de 2003 se produjo una incidencia en relación con el ERE de Acyco, al recibir una llamada del socio y abogado de la empresa, Gabriel Barrero, quien le comentó que iba enviarle un fax con "dos personas marcadas" que se habían incluido "por error" en el listado de los prejubilados de la empresa aceitunera. En el fax aparece, como muestra la imagen que se adjunta, como figura junto al listado de trabajadores que "No son Acyco".

El documento enviado al bufete Garrigues por el abogado de Acyco. El documento enviado al bufete Garrigues por el abogado de Acyco.

El documento enviado al bufete Garrigues por el abogado de Acyco.

Se trataba de Andrés Carrasco Muñoz, que según el Ministerio Público era “amigo de la infancia” de Javier Guerrero y regentaba un puesto de churros en la localidad de El Pedroso (Sevilla), y el que fuera alcalde de San Nicolás del Puerto, Domingo Martínez Castillo, ya fallecido y también “amigo” del ex alto cargo. Estos dos intrusos, cuya inclusión en el ERE era conocida por la presidenta de Acyco y el abogado de la empresa –según sostiene la Fiscalía–, recibieron de la póliza suscrita para los 36 trabajadores de Acyco las cantidades de 113.480,72 euros y 109.572,19 euros, respectivamente.

El letrado de Garrigues ha señalado que tras recibir esa información por parte del abogado de Acyco comprobó que efectivamente esas dos personas no figuraban entre los prejubilados de la empresa, por lo que se lo comunicó a su jefe, José Miguel Caballero, quien le dijo que contactara con la consultora Vitalia para informarles del error. El testigo habló con el responsable de Vitalia en Andalucía, Jesús Bordallo, que está acusado en este juicio y quien le respondió que "tomaban nota y lo revisarían", pero en realidad nunca se corrigió nada y los dos intrusos percibieron las cantidades mencionadas.

En la sesión de este miércoles también ha testificado el ex director de Administración y Finanzas de la agencia IDEA Juan Vela Quiroga, quien ha asegurado respecto al pago de una adenda de 210.000 euros al convenio de Acyco para le devolución a siete socios de un anticipo de la póliza que "no existía ningún obstáculo desde el punto de vista financiero" para el abono de la misma, dado que no suponía un incremento del gasto, si bien realmente se abonaron 243.600 euros, al incluirse los impuestos.

Según el testigo, desde el "primer momento" la Dirección General de Trabajo planteó pagar esos 243.600 euros, y aunque en la adenda al convenio sólo figuraban los 210.000, a su juicio "no tenía más relevancia" porque no se superaba el importe del convenio y la orden inicial de la Dirección General de Trabajo, que era la que gestionaba los fondos, dado que IDEA sólo actuaba como caja pagadora de las ayudas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios