Cómics

Fin de sesión

  • Se encienden las luces, terminan las historias y tan solo nos queda regresar a la gris realidad

Detalle de la portada del cómic. Detalle de la portada del cómic.

Detalle de la portada del cómic.

Durante dieciocho proyecciones hemos estados acompañados por un grupo de geniales narradores, comandados todos ellos por el mago de Northhampton, el mismísimo Alan Moore que, como si de un acomodador se tratara, nos ha llevado a una lejana época, a ese Hollywood de estrellas fulgurantes, cuyos triunfos ocultaban en muchas ocasiones unas vidas sombrías.

En esta ocasión, la espectadora de esta películas, esa mujer sin nombre que se ha ocultado en el cine tras hacer algo que no llega a recordar, va a visionar la historia de un actor que vistió un traje de héroe, o mejor dicho, de superhéroe, y se convirtió durante un tiempo en un símbolo de la justicia. Él surcó los cielos para hacer el bien mientras su vida era otra cosa, mucho más tenebrosa y que tuvo un final violento…

Pero si hablamos de vidas extrañas, ninguna como la del magnate de la industria cinematográfica, el millonario excéntrico que terminó solo, rodeado de ayudantes que se preocupaban de que sus manías diarias se fueran cumpliendo.

Sentado ante otra pantalla, él también hará un recorrido por una vida llena de triunfos, drama y, finalmente, locura.

Y, para finalizar, es obvio que esa mujer que comparte sala con otros extraños, en este Cinema Purgatorio tan buñuelesco, vea su propia historia. Una vez caiga el telón, la verdad saldrá a la luz y no habrá escapatoria posible.

Otro de los compañeros de travesía de Moore es Garth Ennis, el guionista irlandés reversiona, junto al dibujante español Raúlo Cáceres, los mitos clásicos del terror junto a su paramédica Pru, en un mundo en el que humanos y monstruos comparten el día a día, con los mismos problemas y anhelos.

La entrega de unos clones idénticos de la protagonista se convierte en una charla íntima con su compañero Eric, que está de baja desde que perdió a su pareja, un hombre lobo gay. Pero alguien observa la escena y ríe, moviendo los hilos…

El horrible destino de los padres de Prudence será al fin revelado en un flashback, donde la joven protagonista tendrá su primer contacto con la profesión que más tarde realizaría.

William, el vampiro depresivo, ha intentado suicidarse de una manera harto complicada, y dolorosa para él. Solo la habilidad de Eric y Pru podrán salvarle la vida al ser de la noche que, sin embargo, está empecinado en terminar con su existencia.

El guionista de cine y escritor Max Brooks, junto al dibujante Gabriel Andrade, viajan en el tiempo hacia la Guerra de Secesión norteamericana, en la que el rumbo de los enfrentamientos contra las imparables hormigas gigantes toma un giro inesperado cuando éstas pretenden atravesar un río. Solo la inteligencia del almirante Farragut y sus letales barcos de guerra hará que la balanza se incline hacia los humanos, aunque con estos inteligentes insectos nunca se sabe…

De ahí, tras dar una doble pirueta, Kieron Gillen y Nahuel López nos llevan a un mundo muy loco y peligroso, donde la joven e inocente Marginal ha sido víctima de un robo. Su Mundi ha sido robado por Susan, que ha huido con él en busca del Rey Rata, que parece tener respuesta a todos los interrogantes de ese letal mundo que tanto recuerda al de los videojuegos pero pasado por el tamiz de la más absoluta coña.

Y cerrando esta magistral antología, Christos Gage y, haciendo doblete, Gabriel Andrade nos llevan al mundo de Colosal, donde los monstruos campana sus anchas y finalmente, liberarán a Stan, un miembro del comando estadounidense protagonista, que va a descubrir que Nene, una de sus bestias, tiene una cualidad que lo hace único.

Y hasta aquí todas estas historias. Terror, ciencia ficción, humor, fantasía… Casi ningún género ha quedado sin revisar por estos genios de las viñetas, que por un tiempo se han convertido en habitantes del oscuro Cinema Purgatorio.

¿Te atreves a comprar una entrada?

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios