Rugby

Acople perfecto entre Nacho Pastor y la plantilla URA

  • Superada la primera semana de pretemporada de los cruzados con el técnico exigiendo esfuerzo pero prometiendo diversión, y con los jugadores conjurándose para dejar de ser la cenicienta del Grupo C

Foto de familia. Foto de familia.

Foto de familia.

La escucha de los distintos corros formados tras cada una de las sesiones ha sido, sin duda, motivadora. El escaparate de Unión Rugby Almería, su primer equipo, afronta la que será su cuarta temporada en la División de Honor B, y lo hace con la constancia de que se vive un momento histórico para el deporte oval en la provincia y de que hay que asumirlo con una gran responsabilidad. A esto se suma el ‘honor’, herido en varias ocasiones temporadas atrás, el mismo que se quiere restañar ‘demostrando de lo que se es capaz’ de una vez por todas. Así, el lema principal de la vuelta al trabajo ha sido el de “se acabó ser la cenicienta”. Son los mimbres ‘mentales’ con los que ha comenzado a trabajar Nacho Pastor dirigiendo un grupo de casi una treintena de jugadores cruzados.

El técnico es ‘nuevo’, y eso es una variable importante a tener en cuenta, pero sus primeras horas al frente del buque insignia de URA han propiciado que el acople entre entrenador y plantilla ‘local’ sea perfecto. Poco a poco ser van a ir incorporando bastantes más hombres para ponerse a sus órdenes, pero lo que no para es el tiempo y el debut liguero está a la vuelta de un mes. Será el día 16 de septiembre cuando los primeros puntos se pongan en juego, pero no se ha olvidado que el día 8 el armazón del equipo deberá estar montado y sellado, y afrontar una prueba definitiva, el último test en un momento clave como es la inauguración del Juan Rojas: los cruzados frente a un combinado andaluz, tras la gala del oval autonómico, y con todas las miradas depositadas en Almería.

Nacho Pastor ha llegado desde un ámbito distinto, el del Grupo B de División de Honor hacia el ‘C’, pero ente todo por aterrizar en un club en construcción y con menos recursos e infraestructuras que Les Abelles, del que procede. De jugar por ascender ahora deberá pensar en ‘no sufrir’ por mantenerse, y de ahí, hacia arriba. Para él no existe ni el miedo ni la duda, ya que la gran ilusión que destila no les deja sitio. Pide ‘contundencia en el contacto’, trabajo, esfuerzo… y promete pasarlo en grande: “Nos vamos a divertir mucho”. Es el ‘pórtico’ de entrada que pone a sus hombres a un plan que llega justo de tiempo pero que es suficiente: “Cuando te queda un mes para el inicio de la competición, ya vas descontando días, justos pero con buen trabajo vamos a llegar sin problemas”.

Los unionistas han compaginado el Emilio Campra con el parque de El Toyo y el ambiente ha sido el mejor posible, con el técnico tomando nota: “Lo que veo de momento es que tenemos gente con mucha calidad, no acorde a la posición que al menos en los últimos tiempos se ha ocupado en la tabla de clasificación, y lo único que vamos a intentar hacer es darle continuidad al trabajo positivo que se ha hecho antes; la ida no fue para nada positiva y en la vuelta se salvó la categoría, sufriendo pero se salvó”. La conformación de su equipo le está gustando: “Con lo que ya hay y con las incorporaciones que estamos teniendo este año va a haber nivel de jugadores, y mi trabajo consistirá en sacarles todo lo que tengan para ponerlo en conjunto y hacer que la orquesta suene bien”.

La ‘tradición’ manda ir más nutridos en tres cuartos y estar más limitados por la delantera: “Hasta ahora el volumen y el peso son algo fundamental, siempre viene bien tener más peso y más volumen, te da dominancia en algunas fases, pero vamos a ver qué tal trabajamos con los mimbres que tenemos, y si vienen refuerzos, bienvenidos, pero el esfuerzo que ya están haciendo los chavales se merece darles una oportunidad desde el primer momento”. Un gran aliado en estas primeras valoraciones es Pablo Jiménez: “Desde el primer momento me abrió las puertas de su cuaderno, de su trabajo, de su corazón y de su apoyo, y la verdad es que ha sido de gran ayuda compartir toda la experiencia que lleva; “su conocimiento me lo aporta para que yo pueda hacer las mejores opciones”.

 

Esa bienvenida ha sido general en todo el club, en el que no se ha sentido un extraño en ningún momento: “Me he encontrado una acogida impresionante a todos los niveles, lo que me han transmitido los jugadores, lo que me transmitió el presidente cuando nos reunimos para estudiar la posibilidad de estar juntos esta temporada, ya a mi llegada con la junta directiva casi al pleno… noto muchas ganas, y ganas de hacer las cosas bien, de cimentar adecuadamente todo el proyecto URA, que está muy bien diseñado pero que evidentemente el paso del tiempo y las personas son lo que le va a dar la solidez, y a ese nivel el club tiene una estructura bastante grande, sabiendo que falta la ayuda de todos para sacar adelante los cuatro sólidos pilares sobre los que se sustenta URA”.

El nuevo míster sabe que hay por delante un antes y un después: “Lo primero, tener una instalación permanente en la que entrenar de forma continua y sin horarios que se crucen con otros deportes y en la que tener tu material”. El Juan Rojas dejará solucionada esa parte, asumiendo que hay otra inamovible como es la “condición de amateurs, en la que hay que compatibilizar estudios, trabajo, familia… el rugby con una vida no profesional”. Uniendo todo, sin que se pueda entrenar en el nuevo campo de juego hasta la última semana antes de la competición, Nacho Pastor quiere un buen inicio pese a los hándicaps: “El principio es importante sea cual sea el calendario, porque te da unas primeras sensaciones que si son positivas se afrontan las cosas con más ánimo”.

En la que se entiende como ‘liga particular de URA’, al menos al principio, una victoria sobre Jaén es obligada, pese a que este duelo directo llega demasiado pronto: “En ese partido tenemos mucha ilusión, pero sobre todo porque es la inauguración y es la puesta de largo de la temporada; vamos a intentar que sea un momento de decir ‘vamos a disfrutar de una serie de logros que el club ha buscado desde hace años’; pero ganando a Jaén no ganamos la liga, y sus puntos son tan importantes como los de Arquitectura, Industriales, Ciencias u otro equipo; no se acaba el mundo si no se gana, pero vamos a dar el máximo, vamos a intentar ganar, que es lo que vamos a hacer cada uno de los partidos, y este, si se quiere, con el aliciente de vivir un hito para el club”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios