golf ANDALUCÍA VALDERRAMA MÁSTER

Arranque pasado por agua

  • El británico Chesters, con Sergio García a dos golpes, domina la lluviosa jornada inaugural

  • Sólo 66 de los 126 jugadores acabaron el recorrido

El español Sergio García, durante su primer recorrido en el campo de golf de Valderrama. El español Sergio García, durante su primer recorrido en el campo de golf de Valderrama.

El español Sergio García, durante su primer recorrido en el campo de golf de Valderrama. / a. carrasco ragel / efe

El británico Ashley Chesters, con cinco golpes bajo par, lidera el Andalucía Valderrama Máster de golf tras la disputa de una primera jornada pasada por agua y que no pudo disputarse al completo.

La lluvia obligó al aplazamiento del comienzo de la jornada por la mañana y, tras su inicio, ya por la tarde el juego estuvo detenido por espacio de unas dos horas por la inestabilidad meteorológica.

Valderrama te exige mucho y a pesar de lo que llovió, los 'greens' rodaban de maravilla"

Chesters fue de menos a más y tras hacer un bogey en el hoyo 10, sustentó su tarjeta ganadora con seis birdies, arrebatándole con 66 golpes en total la primera plaza al francés Gregory Bourdy, que se había colocado primero tras la reanudación por la tarde.

Bourdy, que hizo un recorrido limpio, sin bogeys, finalizó en segunda posición, con cuatro golpes bajo par y dejando detrás al australiano Jason Scrivener y a tres españoles: Sergio García, Álvaro Quirós y Gonzalo Fernández-Castaño.

El castellonense empezó muy bien la jornada, con fuerza, y ya en los primeros nueve hoyos se había puesto con los tres bajo par que supo mantener por la tarde tras el parón.

Scrivener y García llegaron a liderar al unísono la jornada con menos tres antes de la irrupción desde atrás de Bourdy, primero, y de Chesters después.

El campogibraltareño Quirós, que conoce el campo de Valderrama como la palma de su mano, sólo pudo completar su recorrido hasta el hoyo 8 y Fernández-Castaño, al seis, por lo que todavía tienen pendiente la finalización.

Debido a las horas en que el juego estuvo detenido, de los 126 jugadores participantes sólo pudieron acabar el recorrido 66. Si en los próximos días continúa lloviendo, la dirección del torneo podría determinar que acabase el lunes en lugar del domingo o bien una reducción en el número de hoyos a jugar entre los días de competición.

El campo del Real Club Valderrama aguantó bien este jueves gracias a su buen drenaje y a un estado idóneo para el golf después de la remodelación realizada en sus instalaciones, en los últimos meses la de los nueve últimos hoyos y el año pasado la de los nueve primeros.

Pese a lo accidentado del día, Sergio García se mostró satisfecho: "Hacer bajo par en Valderrama siempre es positivo y hacer tres bajo, aún más. Da igual que esté duro o blando, haga viento o no haga. Es un campo que te exige mucho desde el tee, en los golpes a green y alrededor de los greens. A pesar de todo lo que ha llovido los greens rodaban de maravilla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios