mundial de rusia 2018

Cuentas pendientes para Cristiano

  • La estrella de Portugal confía en doblegar a España tras caer en el Mundial de 2010 y la Eurocopa de 2012

Cristiano Ronaldo, en un partido de la fase de clasificación al Mundial frente a Suiza. Cristiano Ronaldo, en un partido de la fase de clasificación al Mundial frente a Suiza.

Cristiano Ronaldo, en un partido de la fase de clasificación al Mundial frente a Suiza. / JEAN-CHRISTOPHE BOTT / efe

Es el partido con más cartel de la primera fase del Mundial de fútbol de Rusia 2018, pero el España-Portugal es además un duelo con cuentas pendientes para la gran estrella lusa, Cristiano Ronaldo.

El cuatro veces Balón de Oro ha jugado en tres ocasiones contra España en grandes competiciones internacionales: venció en la primera, pero cayó en las dos siguientes, cuando él era ya el gran referente del equipo.

La victoria se produjo en la Eurocopa de 2004, cuando los lusos, anfitriones de aquel torneo, derrotaron a sla selección de Saéz por 1-0 (gol de Nuno Gomes) en la fase de grupos. Cristiano, entonces un habilidoso extremo de 19 años, hizo un gran partido.

La Portugal liderada por Luis Figo llegó entonces a la final del torneo, que perdió ante Grecia. Dos años después, también llegó lejos en el Mundial de Alemania, en el que perdió en semifinales ante Francia.

Fueron los últimos coletazos de la generación dorada portuguesa, que con su retirada dejó el equipo en manos de un Cristiano que crecía y crecía como jugador. El delantero dejó en 2009 el Manchester United para fichar por el Real Madrid y su figura se agrandó.

Sin embargo, con la selección nacional le faltaba algo. Y ese algo chocó en dos ocasiones con España, en la que jugaban muchos compañeros y rivales de la Liga.

La primera vez fue en Sudáfrica 2010, cuando un gol de David Villa apeó a los portugueses en octavos de final. El disgusto de Cristiano quedó patente tras la derrota y, en un gesto desabrido, escupió frente a la cámara harto de lo que consideraba un ensañamiento con su dolor.

El astro portugués estuvo muy cerca de tomarse la revancha dos años después en Donetsk, pero su equipo volvió a caer ante los españoles, esta vez en los penaltis (4-2) de las semifinales de la Eurocopa de Polonia y Ucrania tras un 0-0.

Cristiano no destacó en ninguno de los dos partidos. En Ucrania no pudo ni siquiera lanzar el quinto penalti en la tanda definitiva.

Los tiempos han cambiado. Ni España es el conjunto que deslumbraba al mundo y que encadenó tres grandes títulos seguidos, ni Portugal carga con el síndrome del fracaso, pues llega a Rusia como vigente campeón de Europa.

Para Cristiano, sin embargo, la ocasión es especial. En Brasil 2014 disputó el Mundial lesionado y el equipo no superó siquiera la primera fase. A Rusia llegará con 33 años, aunque, como dijo Carles Puyol, no se puede descartar que el afán competitivo y la pasión del portugués lo lleven también hasta Qatar 2022.

"Se quiere retirar muy rápido a los jugadores. Cristiano tiene 32 y Leo Messi 30. Para mí les queda mucho fútbol al máximo rendimiento", advirtió el catalán. "Si les respetan las lesiones y si ellos quieren, incluso pueden llegar al próximo Mundial". Quizá entonces aún queden cuentas pendientes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios