el acta devivancos

En El Ejido vislumbré brotes verdes

  • Chema, que hace días competía en Tercera, lo bordó de principio a fin en el amistoso de Santo Domingo

  • Toca aplaudir a quien o quienes se fijaron en el sevillano y en el extremo Luis Rioja

Chema salió en volandas de Santo Domingo gracias a su gran actuación, doblete incluido. Chema salió en volandas de Santo Domingo gracias a su gran actuación, doblete incluido.

Chema salió en volandas de Santo Domingo gracias a su gran actuación, doblete incluido. / rafael gonzález

Imposible no referirse en primer lugar a la ignominia futbolística que representa el hecho de haber aplazado sine die el siempre esperado partido de presentación de la UD Almería ante su afición. Conforme pasan las temporadas se alegan diferentes razonamientos que sirven como excusa barata, que ya cansan. Todos los equipos del mundo tienen su presentación y el pretexto del calor ya no cuela. Que se lo digan a las poblaciones del interior. ¿Nos toman por tontos? ¿En julio hizo tanto calor? Sí, hay obras de mantenimiento, pero tan sencillo es como programarlas para que no falte la ineludible cita de cada pretemporada. Todo, creo, se engloba en la desidia de los últimos tiempos. Dicho esto, tocaba desplazamiento forzoso a El Ejido para ver a los nuevos fichajes compitiendo in situ en un estadio de la provincia. También resulta imposible comenzar el relato de lo vivido ante el CD El Ejido sin elevar a los altares futbolísticos a un jugador que hasta hace días competía en Tercera. Chema lo bordó de principio a fin. Su control, visión de juego y oportunismo se encuentran a las puertas de Primera a poco que su evolución vaya en consonancia con lo que se vislumbra. La trayectoria del segundo tanto de falta directa solo la imaginó él. Genial. Ahora me pregunto por qué no se contó también con Corredera, excompañero del filial, que recaló en el Murcia sin oposición aparente del club. Presumo que su aportación hubiera ido en la línea de Chema. Otro jugador que mostró sus credenciales fue Luis Rioja. Un extremo que aúna a partes iguales rapidez y habilidad. En esta ocasión hay que aplaudir a quien o a quienes se fijaron en ambos futbolistas. Una plantilla se forja en base a un trabajo previo en busca de prometedoras perlas, pero cuidado con darles toda la responsabilidad. Ni todos Pavones ni todos Zidanes (acabados) como la temporada pasada. La tercera pata sobre la que gravita este escrito es la portería. Apenas se ha podido ver en acción a Fernando debido a un estelar René, pero el sábado se certificó que la meta rojiblanca está excelentemente cubierta. El murciano demostró en varias acciones estar sobradamente preparado para suplir a René en el primer partido de liga (el gaditano debe cumplir sanción). Un dúo de lujo. Otras aportaciones interesantes fueron las de Aguza, luchador y no exento de técnica, y la de Juan Carlos Real, un fino mediapunta. Quizá se echó en falta más participación de De la Hoz, pero en líneas generales al conjunto de Fran Fernández, que fue de menos a más y que jugó de inicio sin delantero centro (Aguza y Juan Carlos hacían de Bakero), se le vio bien armado sin desentonar los del filial. Cuando entraron Sekou, preparado para la categoría, y Álvaro Giménez, con hechuras de jugador de LFP, se terminó de desarbolar a un rival que, no olvidemos, es de una categoría inferior y quizá no tuvo su día por méritos de su rival. Se vieron brotes verdes, pero primero hay que comprobar el tono ante equipos de La Liga 1|2|3 y esperar a los refuerzos que el propio Fran Fernández reclamó en rueda de prensa con luz y taquígrafos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios