Deportes

Mejor lo vemos en el VAR

Comentarios 1

La edición 2018-19 de LaLiga Santander será histórica por ser la primera en la que se aplicará el vídeo arbitraje en la competición española, conocido como VAR por sus siglas en inglés, un elemento que llega a España después de haberse utilizado en citas tan importantes como el Mundial de Rusia 2018.

El asistente arbitral por vídeo se dio a conocer en 2016, durante el Mundial de Clubes que ganó el Real Madrid en Japón, al año siguiente en la Copa Confederaciones y en la pasada temporada llegó a la Bundesliga, la Serie A italiana, la Primeira Liga portuguesa y al Mundial.

La cita rusa vio 29 penaltis, muchos más que los acostumbrados en otras Copas del Mundo, y repercutió en el crecimiento de los tantos a balón parado (70, casi un 42% de los goles totales).

Para el presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, el VAR acabó "definitivamente" con los goles en fuera de juego y aumentó el acierto arbitral hasta el 99,2 por ciento. Eso mismo esperan LaLiga y la Federación Española en esta temporada.

La cara visible del VAR en España es el ex colegiado internacional Carlos Velasco Carballo, presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA) y responsable de las jornadas de formación a árbitros, jugadores y medios de comunicación.

Durante sus intervenciones en los últimos meses, Velasco Carballo ha insistido en recordar que el VAR no sustituye al árbitro en el campo, sino que le asiste ya que el colegiado sobre el terreno de juego siempre tiene la última decisión, y ha confiado en que el sistema acabe con conductas violentas, simulaciones y protestas.

Este nuevo sistema de arbitraje por vídeo incorpora al equipo arbitral otro grupo de colegiados que estará en la sala de visionado de la sede de la RFEF en Las Rozas (Madrid) compuesto por un VAR principal (un árbitro de LaLiga Santander en ejercicio) y uno o varios asistentes, denominados AVAR. Su cometido será revisar las imágenes de las cámaras del estadio, para lo que contarán con un realizador independiente del que trabaja para la televisión, y alertar al árbitro en el campo en cuatro supuestos muy concretos: goles, penaltis, tarjetas rojas directas o situaciones de confusión de identidad.

El momento en el que el VAR entra el juego ya es bien conocido por los aficionados: el árbitro extiende la palma de una mano y se lleva un dedo de la otra mano al oído para detener el juego y alertar de que se está revisando una jugada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios