Deportes

Origen, antigüedad y raigambre tradicional

  • La fiesta se remonta al siglo XVII con la incorporación de Mojácar al Reino de los Reyes Católicos. La actual, al año 1988

Las fiestas de Moros y Cristianos de Mojácar han experimentado un espectacular auge en los pasados 19 años, si bien se constatan su antiquísimo origen en diferentes barriadas del municipio, especialmente en Cabrera. El origen de estas fiestas, según Caro Baroja, se encuentra en las soldadescas de los siglos XVII y XVIII, perduradas y mantenidas con la celebración religiosa del Hábeas.

Con la potenciación actual de la fiesta de Moros y Cristianos, ésta se identifica como fiesta- turismo, pero también se encuentra Norte- Sur, convivencia que va aproximando fronteras, como una forma de compartir sentimientos y símbolos, una celebración para romper barreras ideológicas, culturales etcétera.

Según el profesor Francisco Flores Arroyuelo, de los siglos XIII al XV, entre Murcia y Almería existen dos mundos enfrentados con ferocidad y odio; con una frontera donde las ideas pasan y aíslan. Esto dará dos tipos de fiesta de Moros y Cristianas: las levantinas y las andaluzas.

Ya en el siglo XVI se representan en los castillos actos sobre raptos de doncellas y carnavaladas por parte de la sociedad civil. Pero, en 1731, cuando Lorca organiza en honor de los Austria la gran fiesta de Moros y Cristianos, descrita por Pérez Hita, y que duró 31 días con masiva participación de tropas, la mitad moros y la mitad cristianos.

El gran arraigo que tuvo el fenómeno de los Moros y Cristianos en estas tierras se debió, según el historiador Grima Cervantes, al temor constante a la piratería. De hecho este es el tema o argumento usual de la Fiestas de Moros y Cristianos: los sarracenos llegan por mar o aparecen por las montañas, con la intención de apoderarse del castillo y del Santo.

En lo referente a la aparición en la fiesta de comparsas o cabilas, pueden aseverarse documentalmente que este otro aspecto diferenciador no es sino una mera evolución de las escuadras mora y cristiana.

Con la conmemoración del V Centenario de las Capitulaciones y el Encuentro entre dos culturas, celebradas en el año 1988, Mojácar recuperó las Fiestas de Moros y Cristianos. Las numerosas poblaciones que rodean Mojácar y que tuvieron fiestas similares -en la actualidad solo perviven en Bédar y Carboneras- demuestran que Mojácar y su comarca no ha sido nunca ajena a esta tradición , de hecho se ha encontrado una clara referencia histórica.

Quizás presagiando las ampliamente superadas expectativas de éxito, la recuperación de esta Fiesta Mojaquera, en 1.988 fue avalada por un grupo de intelectuales de renombre, tanto nacional como internacional, quienes configuraron a través de estudios, ensayos y conferencias una nueva dimensión de este evento cultural, aproximando y aclarando sus profundas conexiones históricas. Sirva citar entre otras personalidades, al profesor Manuel Vincent, decano de la Universidad 7 de París y Catedrático de Historia Medieval, especialista en los siglos XV y XVI de la historia de España; al profesor Mohamed Turki, catedrático de la Universidad de Túnez, en el Departamento de Español o el catedrático de Historia del Arte de la Universidad Complutense de Madrid, Antonio Bonet.

Hoy, las fiestas de Moros y Cristianos de Mojácar, arraigadas en el origen de su historia medieval, continúan y crecen, consiguiendo año tras año una participación social sin precedentes. Una fiesta en la que participan todos los miembros de la familia, donde cada mojaquero cumple su función.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios