Voleibol

Sacar un septeto titular respirando el mismo aire que el equipo, el método Manolo Berenguel para hacer lo mejor

  • El técnico de Unicaja Almería no da pista alguna sobre la formación que va a poner sobre la pista de Manacor porque sencillamente “eso depende totalmente de cómo se haya entrenado durante la semana”

Manolo Berenguel da una charla a sus jugadores antes de iniciar la sesión preparatoria Manolo Berenguel da una charla a sus jugadores antes de iniciar la sesión preparatoria

Manolo Berenguel da una charla a sus jugadores antes de iniciar la sesión preparatoria / Diario de Almería (Almería)

Pese a ser nuevo y no haber tradición de partidos contra el rival que toca el fin de semana, “sí que tenemos datos de Manacor, más o menos sabemos cómo juega y efectivamente es un equipo que va a dar mucha guerra”. Así lo ha manifestado el técnico de Unicaja Almería, que además ha medido la parte anímica que conlleva este duelo para los locales: “Es recién ascendido, es su primer partido oficial en su casa, y juegan contra un adversario ante el que siempre apetece jugar; nosotros tenemos el ‘problema’ de que llevamos en el pecho el nombre de Unicaja y tan solo por ello a todos y cada uno de los equipos que están en la Superliga les gusta jugar contra nosotros y salen muy motivados”.

Manolo Berenguel ha transmitido a su plantilla la realidad de medirse a un equipo “que puede, durante toda la liga, dar mucha guerra en su pabellón”, en el que no recuerda haber estado pero del que le han dado muchas referencias: “Según yo tengo entendido, y no sé si habré jugado allí, es de los antiguos; ellos lo conocen a la perfección, este es un deporte en el que vivimos mucho de las referencias y por eso es importante tener tomas de contacto antes del partido, están acostumbrados a jugar en casa, como es lógico, y va a ser muy complicado”. La muestra que más cerca hay de algo similar la ha tenido el pasado fin de semana: “San Sadurniño es un equipo recién ascendido que juega en casa su primer partido oficial contra un todopoderoso Soria y al final. la remontada y dos puntitos para casa”.

Por lo tanto, el plan está activado con todo lo que ello supone cuando la maquina verde se pone en funcionamiento: “El partido me lo voy a tomar con la importancia que se merece, y es toda, ya que por mis años de experiencia como jugador, al final en estas citas fuera de casa contra un rival supuestamente más flojo que tú, te relajas y vienen las sorpresas”. Eso sí, ha reconocido que “los primeros días de la semana han sido para hacerla más amena, más relajada, después de lo que se ha tenido de carga de pretemporada y los dos partidos oficiales contra Teruel, y sobre todo tras el resultado del sábado, que vino como agua de mayo”. Ha tenido claro que “el equipo se merecía un pequeño respiro que es lo que hemos hecho”.

Solo se ha producido durante el principio de la semana y después se ha tomado la normalidad de los entrenos ‘a tope’, “sin necesidad de dar un toque de atención, porque no hace falta”, avisando el técnico de que “el equipo ha estado enchufado y la victoria le ha dado incluso más motivación y ganas de seguir adelante, así que ahora mismo se está trabajando duro para darle más caña y afrontar el partido del sábado”. Por tanto, también la cuestión anímica pesa, y mucho, en las filas, de los verdes: “El grupo ha cambiado muchísimo, el anular el desnivel de la Supercopa le ha sentado muy bien, ni éramos tan malos para perder de esa manera, y ni somos tan buenos para ganar de paliza, así que esta jornada ha sido más real”.

Ha desvelado Berenguel que lo que se pidió fue precisamente “salir a buscar un partido peleado y con nivelar el desnivel me sentía más que satisfecho”, sumando a ello que “incluso con el 2-0 salió la broma de decir ‘yo ya me doy por satisfecho’, que es exagerado porque quería ganarlo de todas todas”. Por tanto, el bagaje que se ha sacado marca el punto de inflexión que dictó horas antes Álex Fernández: “El equipo está enchufado y súper motivado para afrontar la primera vuelta”. Pero de todo, hubo algo que fue lo que más le gustó: “En la presentación todo el mundo hacía hincapié en que todos se llevaban muy bien y yo lo he dicho desde el primer momento; al final se ha unido todo y lo han sacado, y me quedo sobre todo con la actitud del banquillo, algo que destaqué en la charla que tuvo con todos después”.

Vale que “Almansa tira como capitán con un partido sencillamente espectacular, o que Rubén aguanta el chaparrón de cuando empieza la remontada de Teruel, con 20 años siendo el director de orquesta, pero efectivamente lo del banquillo fue de verdad espectacular, y no me sorprendió porque sabía que tarde o temprano tenía que salir”. Sin más, “aquí hay una plantilla que está confeccionada para que participen todos, todos y cada uno de los que están van a jugar durante toda la temporada, que es muy larga; tenemos este año la suerte de, cómo dijo Rivera con toda la razón, ser un equipo con mucha plantilla, y que a mí me están poniendo entre la espada y la pared incluso más que al principio, porque el nivel de todos ha subido”.

El técnico ahorrador ha contado que “se están introduciendo cositas en el entreno que los jugadores están entendiendo y lo están llevando a cabo”. Sobre el equipo titular, nada de pistas porque no pueden darse: “Yo ahora pienso una cosa y para mañana pienso otra, pero siempre por y para el equipo; puede que diga que no me voy a identificar por un sexteto titular y van a jugar los que están entrenado bien, o no, porque lo mismo pongo a los que están entrenando bien de inicio porque sé que los que están siendo habituales están a buen nivel, así que depende siempre de cómo se van entrenando en la semana, cómo está el tema de carga, lesiones y sobrecargas, y eso es lo que irá marcando siempre este año”.

Por último, no podía dejar en el tintero el extraordinario ambiente vivido el sábado en el Moisés Ruiz: “Para mí la entrada fue excepcional, la gente que estuvo se lo pasó ‘pipa’, disfrutó muchísimo, fue un partido de los que crean afición, que luego a nivel técnico y táctico no es el que todos los entrenadores quieren, es cierto; en este deporte gana el que comete menos errores y es complicado por la presión psicológica que conlleva para el jugador, pero al final lo que importa es que todo el que venga que se lo pase bien”. Ha pedido que sea así durante todo el año, con la cita próxima puesta ante un Melilla “que va a decir mucho este año y que no se va a parecer en nada al que vino en la pretemporada”. Así, “que venga cada vez más gente, que se sigan enganchando, porque a nosotros nos viene fenomenal”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios