UD ALMERÍA - REAL MADRID
  • El nigeriano es el principal argumento de un Almería que, sin presión, busca la sorpresa

  • El Madrid presenta sus mejores armas tras ganar la Supercopa

Con Sadiq todo es posible

El delantero nigeriano salta al Power Horse Stadium en el entrenamiento de ayer El delantero nigeriano salta al Power Horse Stadium en el entrenamiento de ayer

El delantero nigeriano salta al Power Horse Stadium en el entrenamiento de ayer / Javi Alonso (Almería)

Escrito por

· Nico García

Cuando Rubi mostró las cartas en la rueda de prensa del viernes y enseñó abiertamente que Sadiq estará en el once, la afición rojiblanca respiró tranquilamente. El Almería, a falta de su sustituto si finalmente se termina concretando su histórico traspaso, es uno con el nigeriano y otro sin él, como ya demostró el pasado mes de enero, con el ariete en la Copa de África.

Cuando Martínez Munuera haga sonar su silbato a las 22:00 horas se habrán esfumado las malas sensaciones de pretemporada, empezando un partido de noventa minutos en el que cada equipo tendrá once jugadores. Por mucho que suene a tópico esa será la realidad, abriéndose el espacio para la sorpresa, que incluso no sería tal, visto el registro histórico. De sus seis visitas al Estadio de los Juegos Mediterráneos, el Real Madrid ha pinchado hasta tres ocasiones, con el recuerdo de ese mágico 2 de febrero de 2008 (también empató en el Juan Rojas).

Antes de ese pitido inicial, se habrá formado una aureola mágica, con otro recibimiento apoteóico y el primer himno a capela, bufandas al cielo incluidas, por parte de una afición que se ha rejuvenecido y madurado a la vez. Nada tendrá que ver el ambiente al vivido al de ese fadítico 23 de mayo de 2015, cuando el Almería perdió la máxima categoría tras claudicar (2-3) frente al Valencia.

El Almería se agarra a Sadiq, capaz de hacer daño al actual campeón de Europa

Mucho ha llovido desde entonces, con un Mediterráneo que ya sí tiene pinta de campo de fútbol. 2.640 días después regresa la Primera División a La Vega de Acá y lo hace con expectativas totalmente diferentes en el equipo local. El objetivo continúa siendo la permanencia, si bien la ilusión es totalmente diferente, en parte por los movimientos tanto en cuanto a infraestraescturas se refiere como en la confección de la plantilla, abonando, por ejemplo, siete millones de euros por un central de 18 años.

Cuando Martínez Munuera haga sonar su silbato a las 22:00 horas todos los números se habrán esfumado y las miradas de los seguidores almerienses se centrarán en el nigeriano, el principal argumento para hacerle daño a todo un campeón de España y Europa, que llega a Almería tras lograr hace cuatro días la Supercopa de Europa. Sin título en juego, se disputará la particular Supercopa entre el campeón de Primera y de Segunda, con pocos cambios en el once tipo de ambos.

Benzema golpea en el entrenamiento de ayer en Valdebebas Benzema golpea en el entrenamiento de ayer en Valdebebas

Benzema golpea en el entrenamiento de ayer en Valdebebas / Juan Carlos Hidalgo / EFE (Madrid)

De hecho, Rubi podría poner en liza el que consiguió en Butarque hace ya dos meses y medio el ascenso. Eso sí, Centelles tiene muchas papeletas para ocupar el lateral izquierdo al mejorar las prestaciones defensivas en la que podría no ser la única novedad en la zaga. Kaiky ha mostrado un excelso nivel durante la pretemporada, compenetrándose realmente bien con Babic, si bien parece arriesgado que Rubi le dé la responsabilidad en un partido de tal calado.

Ancelotti sólo tiene las bajas de Carvajal y Rodrygo

El técnico de Vilasar de Mar tendrá un problema en el lateral diestro si no se pueden formalizar la media decena de inscripciones que le faltan, puesto que entre las mismas se encontran Pozo y Mendes, los únicos especialistas al estar Nieto lesionado. Chumi sería la solución de urgencias, con Vinicius enfrente. En el resto del once no se prevén cambios, aunque no es descartable la presencia de Eguaras, o incluso un dibujo con tres centrales para resguardarse en defensa, darle libertad a los carrileros y formar arriba con Ramazani y Sadiq.

Ancelotti, por su parte, sólo tiene las bajas por lesión de Carvajal y Rodrygo, guardándose en la manga realizar alguna rotación respecto al once que actuó el pasado miércoles en Helsinki. Sin embargo, sea con las piezas que sea, el potencial blanco no se resentirá. Pero con Sadiq todo es posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios