RUGBY

URA cae con las botas puestas ante Liceo (16-31)

  • Unión Rugby Almería cuaja su mejor partido ante uno de los grandes favoritos al acenso, que tiene que emplearse a fondo para doblegar a unos cruzados que por momentos soñaron con dar la sorpresa

Imagen del partido contra Liceo. Imagen del partido contra Liceo.

Imagen del partido contra Liceo. / Moisés Martínez

Minuto 36 y URA consigue ‘verse’ en ataque tras sufrir ante la superioridad de la delantera de un equipazo como Liceo Francés, firme candidato a ascenso de una vez por todas. Luis Vergel avanza, Nacho de Luque juega golpe de castigo a touche y desde ahí comienza toda una oda al rugby escrita por parte de los dos contendientes. El marcador de 0-12 no pesó a los cruzados para realizar todo un manual de recursos por delantera, con un maul para empezar, después pick and go durante varios interminables minutos para los madrileños, y con la acumulación de fases y empuje final para que Rullo depositara el oval en zona de marca. La palabra que define el estado final de los jugadores, todos, antes del descanso, es ‘desfondados’. Ensayo de trabajo, coraje, compromiso y todos los valores rugbiers, también aplicables a los adversarios, que echaron el resto.

Así acabó la primera parte de un partido en el que cupieron varios partidos a la vez, con el detalle de que el poderoso Liceo no tenía su punto bonus ofensivo habitual hasta entrado el último cuarto de hora de la contienda. Mucho bueno se hizo, por tanto, por parte de un XV unionista que sigue mermado por varias bajas clave pero que cuajó un extraordinario partido del que toda Almería se debería sentir orgullosa por la honestidad y la entrega de su equipo de rugby de la segunda categoría nacional. De hecho, por momentos se pudo pensar en dar la gran sorpresa, teniendo el colista muy sorprendido al segundo clasificado con argumentos que fueron más allá de las ganas y la motivación. De hecho, a Liceo no le quedó otra que imponerse por delantera, jugando a touche a cinco metros y tirando de kilos y potencia, en lo que basó casi todos sus ensayos.

Además, ese fue el recurso cuando más problemas estaba teniendo, ya que los dos inicios de sendas mitades fueron de Unión Rugby Almería. Se planteó un partido incómodo que no dejó al equipo madrileño desarrollar su potencial, con fallos impropios de su posición en la tabla que permitieron la igualdad en tanteo al descanso (7-12). En el minuto 3, viéndose pronto que no se iba a escatimar en el contacto, una primera amarilla para Liceo no fue aprovechada por URA, que tuvo una patada a palos que pegó en eso, en el palo, dejando en el limbo el 3-0. Además, en una jugada clara por la derecha para Sebas Urgu, hubo mal manejo del bote y error para amarilla del ala cruzado, lo que niveló las fuerzas. Se jugó en el campo de Liceo, pero no se sacó renta de nada de lo que se iba haciendo para contraer mucho mérito, lo que también define la distancia.

Llegado el primer cuarto de hora Unión Rugby Almería tuvo que olvidarse de lo que es atacar, además encajando una tempranera lesión de Piloto que lo retiró del campo. Dominio y posesión visitante frente a concentración local, pero sin avance con el juego a mano de Liceo, que se desesperaba y tiraba patada a seguir. Solo en los últimos metros y usando siempre el recurso de las estáticas se plasmaba la diferencia entre ambos equipos y así llegó el primer ensayo con touche a cinco. Se jugó a maul y un ex como Shrek propició que se abriese el marcador con try no transformado, eso como anticipo a verse imprecisos en la touche propia y a sufrir enormemente en melé. La labor defensiva, magnífica y con derroche, propició varios robos providenciales, limpiando bien los rucks y creyendo en lo que se hacía.

Avanzaron los minutos y en medio de la presión de Liceo, con superioridad en el cuerpo a cuerpo, las patadas defensivas daban oxígeno. Era demasiado y no era extraño que llegase un segundo ensayo, con jugada de mérito del apertura visitante después de mucho malogrado por los referidos errores y por la lucha de los cruzados. Había pasado más de media hora y el 0-12 podría haber dado con URA en el desánimo tras tanto esfuerzo, pero se creyó y se fabricó uno de los try más trabajados de la historia del club, encima ante un grande. Avisada la última jugada por parte del señor Joshua Bellido, fueron ocho minutos en el total de la intentona, al límite de las fuerzas físicas de ambos adversarios, para poner en pie al Juan Rojas agradeciendo el titánico esfuerzo realizado. Con 7-12 se paró el encuentro y se pensó que sí se podía sacar algo positivo.

Además, la segunda parte comenzó siguiendo el mismo hilo conductor, con un URA dominante que encerró a Liceo y que buscó encontrando una patada a palos transformada por Nacho de Luque para el 10-12 a los diez minutos. En la línea argumental, un nuevo partido se abría para soñar con vencer, y cuando se buscaba voltear el tanteo y ponerlo a favor, puntuando gracias al golpe en una jugada de brillo tras melé, un robo de Liceo originó su tercer ensayo. Es de resaltar que se pagó ‘jugar de tú a tú’ a un gigante. Desde el mismo saque se buscó otra vez recortar y se logró tras buscar Iván Rubio un drop fallido, pero no la patada de golpe de De Luque, que tocó palo de nuevo y esta vez sí que entró. Liceo daba signos de estar siendo sorprendido por el colista, y en esas a Manu Hernández le surgió una acción en presión que no dio el fruto querido.

Con la anterior elección a palos del golpe y no a touche URA buscó estar más próximo a bonus defensivo, sobre todo teniendo en cuenta que dudaba en la ejecución del balón desde banda como para haber buscado otro ensayo, lo que sí logró Liceo para ‘matar’ el encuentro a falta de quince minutos usando una vez más el recurso de su supremacía de delantera. El conjunto madrileño no pudo hacer turismo en Almería y vio el partido en el aire demasiado tiempo, si bien al final impuso su mayor potencial y Unión Rugby Almería, en frío y tras la satisfacción de la gran imagen dada, se puso a repasar las oportunidades que no pudo aprovechar. Eso siempre se paga, y más ante un grande, pero sí se sabe el camino a seguir para comenzar la escalada de puestos que de toda la tranquilidad que el trabajo merece.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios