La consulta del especialista

La cara es el espejo del alma

  • Hay más de cuarenta músculos que se encargan de mover, realizar gesto y dar expresión a nuestro rostro, pero también de masticar, soplar o ayudar a la respiración

  • Ir a la noticia: Estudios para la ampliación del Mediterráneo

Bostezos en el pelotón ciclista. Bostezos en el pelotón ciclista.

Bostezos en el pelotón ciclista.

Es la parte más importante del cuerpo humano, en lo que apariencia se refiere. Es nuestra tarjeta de visita, lo que nos diferencia respecto a otros, hasta que se abre la boca, ya sea para mejorar o para empeorar la cosa. Hay más de cuarenta músculos, si contamos los de los ojos, que se encargan de mover, realizar gesto y dar expresión a nuestro rostro, pero también de masticar, soplar o ayudar a respirar, entre otras funciones. Nombres como masetero, bucinador, risorio, temporal o pterigoideo forman parte de ellos.

Por lo que respecta a los nervios, el nervio facial es el más importante y el que regula la expresión del rostro. Cuando hay una parálisis de ese nervio, los músculos que se encuentran inervados por él dejan de funcionar, dando como resultado una expresión de la cara antinatural: aparece pérdida del movimiento voluntario y emocional en todos los músculos faciales del lado afectado, dando lugar a una cara asimétrica tanto en reposo como en los intentos de movimiento voluntario. Las arrugas de la frente están borradas por afectación del ramo frontal de dicho nervio.

La piel del lado paralizado aparece notablemente tensa, sin arrugas, y el párpado inferior cae, por lo cual se produce una ampliación de la hendidura palpebral. Los músculos del párpado superior que ejercen la función de descenderlo están igualmente inervados por dicho nervio, quedando dicha función abolida, por lo que la lágrima no se extiende por la superficie del ojo, cae por rebosamiento, y desprotege al ojo, que queda susceptible de padecer queratitis o úlceras. En la boca se observa en el lado paralizado borramiento del surco nasogeniano que es el que rodea el labio y conecta con la mejilla, caída de la comisura labial, junto con retracción de la boca hacia el lado sano. Debido a la parálisis del bucinador, la masticación está dificultada y la comida tiende a acumularse entre los dientes y el labio del lado afecto.

Existe una incapacidad para sonreír, silbar o hinchar la mejilla y se produce una dificultad para la articulación de la palabra no muy importante. Es curioso pero la parálisis es motora, es decir, no puede mover los músculos de la hemicara afectada pero sí puede notar perfectamente. Eso es debido a que la sensibilidad viene dada por otro nervio, el nervio trigémino. Hay procedimientos estéticos que intentan asemejar algunos de los efectos producidos por una parálisis facial en pequeño: borramiento de las arrugas. Se usa un fármaco llamado toxina botulínica. La toxina botulínica, es una neurotoxina que bloquea la acetil colina, sustancia que se libera en la unión del nervio con el músculo y provoca que éste último realice su función, se contraiga.

Hay procedimientos estéticos que intentan asemejar algunos de los efectos producidos por una parálisis facial

Si se bloquea la acetil colina, se bloquea la señal o estímulo del nervio hacia el músculo y éste no funciona, queda paralizado. Lo que hace al inyectarse sobre los músculos de la cara es hacer que partes de dichos músculos se paralicen, las zonas de la cara quedan relajadas y las arrugas de expresión desaparecen. Se aplica sobre todo en la frente y entrecejo. El bloqueo suele permanecer entre 6 meses y un año. Entonces el músculo recupera su función y las arrugas vuelven a aparecer.

Los músculos de la cara además de darnos expresión al rostro en según la circunstancia, también contribuyen a realizar algunos gestos que realizamos a diario y que no conocemos mucho como es el caso del bostezo o de estornudar.

Función del bostezo

Estoy seguro que cuando lea esto, le darán ganas de bostezar; a mi me ha pasado mientras lo escribía. Bostezar puede tener varios signficados:

-Puede ser un indicador de cansancio, estrés, exceso de trabajo, sensación de hambre o aburrimiento. Es lo más frecuente. A medida que aumentamos la frecuencia de bostezos mayor es el cansancio.

-Una acción que indica descompresión psicológica tras un estado de alerta elevado. A mi ocurría tras hacer un examen en la facultad de medicina. Después de la descarga de adrenalina, viene la calma, el bajón y la consiguiente relajación. Sin embargo, también recuerdo que bostezaba algunas veces antes de los exámenes como si mi cerebro me diera la “sensación de seguridad, de estar tan tranquilo que hasta tienes ganas de bostezar.

-Un medio de expresión de emociones fuertes como el enfado, el aburrimiento y el rechazo. Quién no se ha aburrido viendo una película, en un concierto o escuchando a algún amigo y se nos abre la boca, casi sin querer.

Un bostezo puede expresar fuertes mensajes sociales por lo que en algunas culturas la gente intenta disimular el bostezo colocando una mano sobre la boca porque bostezar se puede considerar como un signo de mala educación. Los bostezos son contagiosos entre los seres humanos o bien de animales a humanos. También se ha estudiado que en los chimpancés ocurre lo mismo. Es debido a las neuronas espejo, que son aquellas que se fijan en lo que hace la persona que tenemos delante y actúan reproduciendo lo mismo, en este caso, un bostezo.

Los bostezos son contagiosos entre los humanos o bien de animales a humanos, se ha estudiado que en los chimpancés ocurre lo mismo

No se conoce muy bien el motivo de bostezar. Antiguamente se creía que mediante el bostezo se incrementaba el oxígeno en sangre y por consiguiente, en el cerebro. Hoy día parece ser que el bostezo es un comportamiento involuntario que permite relajar la musculatura de cara y cuello, provocando un pequeño descanso o alivio en situaciones concretas, como si apretáramos el botón de OFF del cerebro durante unos segundos y poder iniciar una nueva tarea. Paradójicamente, al bostezar nos mantenemos despiertos y en alerta.

Al igual que con los estornudos, es difícil parar un bostezo cuando se ha iniciado. Suele durar unos segundos y como curiosidad, los hombres bostezamos más que las mujeres. Los fetos son capaces de bostezar en el vientre materno desde la semana once de gestación. Se cree que hasta los peces bostezan. Es una conducta muy extendida en el reino animal.

Para terminar y sé que no debería preguntarlo pero ¿cuántas veces has bostezado leyendo este artículo?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios