Deportes

Con cojera, pero en pie

  • Presumiblemente, en Los Cármenes el centro de la defensa rojiblanco será el suplente por culpa de las lesiones

  • Nuevo desplazamiento en masa de la afición, como en Córdoba

Estiramientos y ejercicios en estático para bajar de pulsaciones al finalizar el entrenamiento. Estiramientos y ejercicios en estático para bajar de pulsaciones al finalizar el entrenamiento.

Estiramientos y ejercicios en estático para bajar de pulsaciones al finalizar el entrenamiento. / rafael gonzález

Un leve cojeo se le nota al Almería en cada paso nuevo que da. No se tambalea ni tiene riesgo de caerse, pero sí puede sobrecargar la pierna buena si no corrige esa leve desviación. La culpa de ese andar renqueante se debe buscar en las últimas lesiones sufridas, principalmente en el centro de la defensa. Primero fue Ibiza el que sufrió un duro trauma ante el Córdoba, posteriormente Saveljich notó un aviso muscular y nuevamente el central cedido por el Villarreal tuvo que acudir a la enfermería, pero en este caso con una rotura de grado 2 el isquio.

El argentino no está descartado, aunque no merece la pena arriesgar a estas alturas del campeonato, sobre todo con una zona tan sensible dañada como es el abductor. La semana pasada el cuerpo técnico ya jugó al escondite con su participación y finalmente se optó por darle descanso. En el entrenamiento de ayer estuvieron tanto Saveljich como Narváez, también entre algodones. El futbolista cedido por el Betis arrastra también un fuerte golpe del partido en Albacete y sus sensaciones dictaminarán si entra o no en la convocatoria. A estos tres se unen Aguza, lesionado en Copa, y los de larga duración.

No es la mejor tarjeta de presentación para acudir a Los Cármenes, pero no queda otra. Sabedor de que la papeleta es complicada sobre todo para Trujillo, Fran Fernández lo ha arropado esta semana. El madrileño es un jugador que necesita de confianza y de su físico para ser el líder de la defensa, por lo que desde la suplencia le cuesta ser ese cerrojo que fue en sus mejores años como rojiblanco. Hoy, con casi total seguridad se va a poner ante el toro granadino, y junto con Owona tienen que manejar el capote de la forma más certera posible. El camerunés, sin embargo, sí que ha regresado al once en las últimas jornadas con seguridad y haciendo que no se notaran las bajas de sus compañeros.

Por si las bajas no fueran imporantes, los rojiblancos además tienen en su debe la necesidad de mejorar fuera de casa. Lejos del Mediterráneo, el Almería no se está mostrando como el equipo férreo que es ante sus aficionados. El último empate en Albacete, de hecho, se consiguió sin demasiados méritos contraídos y eso que los manchegos se habían quedado en inferioridad. No parece Los Cármenes el mejor sitio para mejorar la imagen, pero si el equipo es capaz de demostrar el carácter que tiene, puede conseguirlo. Para ayudar, la afición volverá a acudir en un número importante al choque, como hizo en Córdoba, donde la cosa no salió muy bien.

Por su parte, el Granada afronta el partido tras sufrir en Alcorcón su segunda derrota de la temporada pese a dar buena imagen. El equipo de Diego Martínez se agarra a los cuatro triunfos seguidos como local. Ganar podría permitir a los rojiblancos regresar a los dos primeros puestos.

La principal ausencia en el cuadro granadinista para el partido es la del lateral derecho Víctor Díaz, que fue expulsado en Alcorcón y tendrá que cumplir un partido de sanción. Quini ocupará su sitio en un once inicial que será casi similar al de pasadas jornadas, con la única duda de si Martínez elige a Pozo o a Fede Vico para completar su ataque. El lateral Adri Castellano y el medio Fran Rico, ambos lesionados, son las otras dos bajas locales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios