RENÉ ROMÁN HINOJO. GUARDAMETA Y CAPITÁN DE LA UDA

"Cuando el equipo baja un poco la intensidad es vulnerable"

  • El arquero gaditano reitera el mal que Fran Fernández ya diagnosticó tras la derrota en Córdoba para que no se reproduzca ante Las Palmas

  • Recalca que aún están en aprendizaje

"Cuando el equipo baja un poco la intensidad es vulnerable" "Cuando el equipo baja un poco 	la intensidad es vulnerable"

"Cuando el equipo baja un poco la intensidad es vulnerable"

-¿barco lleno por las tres victorias seguidas y barco vacío por la derrota en Córdoba?

-Es la tónica en Almería. Se gana un partido y vas a pelear por ascender y pierdes otro y es el fin del mundo. El equipo es muy nuevo y el proceso de aprendizaje es continuo. Para eso sirven las derrotas, para ver que el equipo, cuando baja un poco la intensidad, es vulnerable. Si repetimos los dos últimos partidos de casa aspiraremos a lo que queramos.

-¿Por las condiciones del equipo puede ser más sencillo hincarle el diente a Las Palmas?

-Las Palmas es un equipo que intenta jugar un poco más el balón, no es tan aguerrido como el Córdoba, pero dependemos de nosotros mismos. Si salimos como ante el Reus, el equipo que venga lo pasará mal. Hay que partir de esa base, de ponerle intensidad e ir a por el partido desde el minuto 1.

-¿Teme que los rivales les tengan cogido el truco de la presión adelantada?

-Trabajamos todas las opciones que puedan darse en los partidos. Con el paso de las jornadas, en Segunda vamos conociéndonos todos la forma de jugar. Tratamos de trabajar las distintas variantes que puede haber en un partido y no es algo que nos preocupe. Tenemos jugadores para jugar más de toque por dentro y, si hay que jugar más directo, también tenemos jugadores rápidos por banda arriba. No es ningún quebradero.

-En su calidad de uno de los capitanes del vestuario, ¿cómo valora la expulsión de Corpas en el descuento?

-Este año tenemos el hándicap de la experiencia, que muchos jugadores no la tienen en la categoría. Es un proceso de aprendizaje que tiene que servirle a Corpas. Conociéndolo soy incapaz de imaginarme que pueda llegar a agredir a nadie por su personalidad y forma de ser. Hay mucha picardía y hay que intentar controlarse porque si no te ocurre lo que a él, ver una tarjeta y una expulsión injusta. Lo importante es que aprenda y que no se vuelva a repetir.

-¿Qué tal vérselas con Rubén Castro?

-No lo voy a descubrir yo ahora. Es el mejor delantero de la categoría. Ya me he enfrentado a él otros años y es de los pocos que pueden decidir un partido por sí solos. Tiene un don y hay que tener muchos ojos puestos a que no pueda hacer de las suyas, sin descuidar otras facetas porque Las Palmas tiene una plantilla potente, con Araújo arriba también.

-¿Nota mucha diferencia en el ambiente de la afición entre el curso pasado y el presente?

-Es cierto que todo lo que rodea al equipo y dentro del equipo es distinto. También es normal porque acabamos de empezar y cuando las cosas vengan torcidas ya se verá. De momento estoy sufriendo menos y disfrutando más con lo que se ve en el campo. Partidos como el del Reus, en el que apenas nos inquietaron. El año pasado fue muy difícil y este año la moneda ha girado, tenemos que seguir en esa línea porque vendrán épocas malas, pero hay que estar preparados para que no aparezcan fantasmas pasados.

-¿Prefiere renunciar a ser el MVP del equipo jornada tras jornada como ocurría el curso pasado?

-Firmaría que todos los partidos fueran como el del Reus, sin hacernos muchas ocasiones. Al final somos once y a todos nos toca actuar en algún momento, pero si el portero no se ve es señal de que el trabajo defensivo está siendo muy bueno. En líneas generales creo que estamos muy implicados defensivamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios