FÚTBOL | SEGUNDA B

El filial, cada vez más cerca de Tercera

  • Un gol de Bouba en el descuento de un partido en el que a los locales les faltó efectividad, pone más difícil aún para los rojiblancos su objetivo de lograr la salvación

Ambos equipos se saludan antes de comenzar el duelo. Ambos equipos se saludan antes de comenzar el duelo.

Ambos equipos se saludan antes de comenzar el duelo. / D. A. (Almería)

La Unión Deportiva Almería B cayó en casa ante el Jumilla en el último suspiro y encadena ya nueve jornadas sin saber lo que es ganar, sufriendo en dichos choques cinco derrotas y sumando solamente cuatro puntos en su casillero desde que se impusiera en el derbi al CD El Ejido antes del parón navideño. Pobres números que dejan al Almería B muy cerca de la Tercera División, aunque las matemáticas le permiten mantener todavía cierta esperanza de seguir siendo equipo de 2ª B el próximo curso, aunque para que ese sea posible debe sumar de tres en tres de aquí en adelante y esperar los tropiezos de los conjuntos que los almerienses tienen por encima en una tabla clasificatoria en la que suman dos puntos más que el colista Malagueño.

Encaraba el choque el filial rojiblanco con la máxima obligación de sumar los tres puntos ante los jumilleros. Y es que ya no le queda otra al conjunto de Esteban Navarro, que cuenta los duelos que le restan a la presente campaña como finales en las que no se puede permitir perder punto alguno si quiere salvar la categoría de bronce. Los almerienses, penúltimos y a nueve puntos de los puestos de salvación, sabían que todo lo que no fuese vencer a su rival este domingo en el Mediterráneo les haría perder más posibilidades de las pocas con las que cuenta a estas alturas para lograr su objetivo de permanecer. También, los de Navarro, eran muy conscientes de la dificultad de superar a un oponente que llegaba a Almería con la necesidad de romper su mala racha tras cuatro derrotas consecutivas que le habían acercado peligrosamente a la zona de descenso.

Arrancó el partido con dominio alterno en sus primeros compases, destacando que la primera llegada del cuadro local tuvo lugar en el 20’, protagonizada por Sergio Pérez. No encontró portería. En la jugada siguiente, respondieron los visitantes con un disparo de Óscar Rico ante el que tuvo que lucirse Jero para evitar el 0-1 de los murcianos, que empezaron a mostrarse mucho más activos que los rojiblancos en jugadas ofensivas. De hecho, en el 30’, el Jumilla gozó de una doble ocasión. Germán la tuvo en un disparo que acabó en saque de esquina y Edu Luna con un cabezazo que se marchó por encima del larguero. Los foráneos estaban dando un paso adelante.

Se estaba haciendo con el control del esférico el cuadro jumillero. Bouba probó suerte con un disparo lejano ante un Almería B que tuvo que esperar al minuto 42 para enseñar los dientes ante la meta de Simón. Fue en un disparo de Sergio Pérez, que se aprovechó de un error defensivo vinícola para hacerse con el balón, pero no tuvo acierto de cara a puerta. Con esa acción empezó a morir una primera mitad en la que los visitantes gozaron de las mejores ocasiones, tuvieron más dominio en la recta final, pero la contienda, afortunadamente para los de Navarro, se marchó al descanso con el 0-0 en el tanteador.

El cuadro rojiblanco volverá a jugar como local la próxima jornada, recibiendo al Recreativo de Huelva a las 11:00 horas

Tras la reanudación, poco cambió el panorama. El Jumilla fue más incisivo que un filial almeriense al que le faltaba creatividad, y sobre todo efectividad en sus acercamientos, frente a un rival muy bien posicionado que pudo adelantarse en el 48’. Buen centro de Óscar Rico, pero no estuvo acertado Bouba en el remate. Dos minutos más tarde, en otro buen balón de Rico colgado al área, los de Murcia confirmaban que habían salido más enchufados en esta segunda mitad. Esta situación no gustaba a Esteban Navarro, que empezó a mover ficha y dio entrada a Darío Guti para tener más potencial ofensivo. Pese a ello, los canteranos de la UDA no dieron mucho trabajo a Simón. Sí lo tuvo, sin embargo, el guardameta local. En el 77’ la tuvo Ming Yang con un potente disparo que tuvo que atajar en una magnífica intervención Jero, que estaba siendo, por apariciones decisivas, el mejor jugador del cuadro almeriense hasta el momento.

Con el paso del crono, el filial rojiblanco parecía dar por bueno el empate, pese a que un punto no le solucionaba en nada su mala situación clasificatoria. Pero mejor sumar uno que ninguno. Por desgracia, el final de la contienda se hizo muy largo para la UD Almería B, que en la última acción del partido, después de darse tres minutos de descuento, encajó el 0-1 en una buena contra visitante que finalizó Bouba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios