Astilleros Navantia Puerto Real construirá 20 soportes para un parque eólico marino en Escocia

  • El montaje comenzará en abril y generará 250 puestos de trabajo a lo largo de un año

La estación eólica 'Wikinger' vista desde el mar

Navantia Puerto Real construirá 20 soportes para la primera fase de un macroproyecto eólico en en el mar del Norte. La fabricación comenzará el próximo mes de abril y supondrá la generación de unos 250 puestos de trabajo durante el año que durará el contrato, según ha informado la empresa naval este jueves. 

Este campo eólico, situado en aguas de Escocia, tendrá una potencia instalada de más de 1.000 megavatios. Su desarrollo se ha dividido en tres fases y el contrato adjudicado a Navantia se refiere a la primera de ellas, en la que se instalarán 500 megavatios

El primer lote será entregado a principios de noviembre de este mismo año. A partir de esa fecha, se realizará una entrega por lotes mensual, hasta completar las 20 jackets de las que se compone el contrato.

"Esta operación aporta trabajo inmediato el este astillero de Navantia, y sirve para consolidar su papel en el mercado offshore, objetivo recogido en su Plan Estratégico recientemente firmado", ha incidido la empresa naval en un comunicado.

La carga de trabajo de Navantia en esta fase, asciende a 382.000 horas de montadores, soldadores, pintores, electricistas y servicios auxiliares, lo que supone una generación de unos 250 puestos de trabajo en la zona durante el año que durará el contrato.

Este contrato es diferente al que Navantia se adjudicó el pasado mes de febrero para construir cinco torres de energía eólica para Cobra, filial de ACS, en UTE con Windar. Este encargo se va a realizar a medias entre el astillero de Fene (La Coruña) y la planta de Windar en Asturias.

No es la primera vez que Puerto Real trabaja en un proyecto de energía eólica marina. La factoría puertorrealeña ya ha fabricado dos grandes estructuras para sendos parques marinos desarrollados por Iberdrola en el mar de Irlanda y en el Báltico

Actividad en la factoría

Con este encargo, la planta de Puerto Real gana actividad una vez que acabe en abril la construcción del último petrolero Suezmax para la naviera Ibaizábal. La factoría trabaja actualmente también en la fabricación de varios bloques de las corbetas de Arabia para el astillero de San Fernando, y en septiembre tiene previsto comenzar la construcción de una subestación eléctrica para un campo petrolífero en el mar del Norte, pero en aguas territoriales de Noruega.

Además, la compañía tiene previsto dar luz verde en marzo a los trabajos de ingeniería de un Buque de Acción Marítima de Investigación Subacuática (BAM-IS), lo que supondría que el próximo año se podría comenzar a cortar chapa.

Sin embargo, estos encargos no son suficientes para la plantilla que reclama que se asegure la construcción de los ferris para el Ejército de Tierra que contempla el Plan Estratégico. En ese sentido, los trabajadores mantienen como medida de protesta su negativa a realizar horas extra. Ya realizaron un paro de 24 horas en febrero y el comité de empresa se encerró en la factoría el pasado fin de semana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios