Economía

La agroindustria andaluza baja en ventas pero mejora los márgenes

Representantes del sector agroindustrial y de la distribución, con el consejero de Salud, Jesús Aguirre, en el centro. Representantes del sector agroindustrial y de la distribución, con el consejero de Salud, Jesús Aguirre, en el centro.

Representantes del sector agroindustrial y de la distribución, con el consejero de Salud, Jesús Aguirre, en el centro. / M. G.

La agroindustria andaluza redujo su facturación en 2018 un 2,6%, hasta 3.966 millones de euros, pero el beneficio aumentó un 3,94%, hasta 90 millones, el Ebitda (el resultado de explotación sin tener en cuenta amortizaciones e impuestos) se elevó un 7,29% y se situó en 169,3 millones de euros.

Estas es una de las conclusiones del 'V Estudio del Sector Agroalimentario en Andalucía', realizado por KMPG para Landaluz, y presentado hoy en el Foro de la Empresa Agroalimentaria y la Distribución. Para la elaboración del informe, no se han usado todos los datos del sector sino sólo los de las 20 empresas más relevantes. El 50% de ellas tiene más de 300 trabajadores.

En gran parte, esa caída de la cifra de negocio ha tenido que ver con el mal año del aceite de oliva. Así, pese a que la cifra de negocio baja en términos globales once de las veinte empresas analizadas mejora sus ventas y de las nueve que las empeoran, cinco tienen como negocio principal el 'oro verde'.

La mejora de los márgenes se ha conseguido, sobre todo, por la reducción de costes, sobre todo el que está relacionado directamente con el proceso de venta del producto. El otro gran factor de costes, el correspondiente al empleo, registra un ligero incremento, fruto de que el número de ocupados aumenta, de 6.884 a 7.089.

Encuesta de tendencias

Como todos los años, KMPG incluye en el estudio una encuesta sobre las preocupaciones y retos del sector. Y aquí se observa un enfoque cada vez mayor del empresario agroalimentario andaluz hacia la reducción de los costes de fabricación (es prioritario para el 37%, frente al 33% de 2017), en detrimento de la revisión del surtido (22%) y la política de precios (15%), que caen en porcentaje respecto al año anterior.

Reducción de costes, nutrición y salud, redes sociales y expansión exterior, claves de futuro

Los directivos creen, por otro lado, que las cuestiones de nutrición y salud son las más importantes a la hora de convencer al consumidor (así lo piensa el 43%), aunque este porcentaje ha bajado por la irrupción de otro: el medio ambiente, que pasa del 4% al 20%. Productos ecológicos, de proximidad, de nicho (por ejemplo, con gluten) y premium son los que, a juicio de los encuestados, los que más van a crecer.

Para el 37% el comercio 'on line' marcará el futuro en los próximos años, aunque hay cierta división acerca de quién ostentará el liderazgo: para el 48% serán empresas nativas como Amazon pero para el 46% este papel corresponderá a las grandes cadenas de distribución.

Lo digital tiene tanta importancia que cada vez más las empresas optan por comunicar su producto por la red y, de hecho, las redes sociales son la vía preferida (38% y en ascenso), en detrimento de los medios tradicionales (10%, frente al 22% del año pasado).

Respecto a los retos, la eficiencia en costes es el principal objetivo, ya que se estima que es lo que dará competitividad a nivel global. Para el 65%, el principal motor de crecimiento es la expansión exterior y se observa una tendencia al cambio de foco en los mercados donde vender: UE y EEUU pierden terreno y lo gana Asia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios