Factura de la luz

Noviembre, el mes que más luz hemos pagado de todo el año

Bombillas. Bombillas.

Bombillas. / Colin Behrens

¡Tanto tiempo en casa nos está pasando factura! Y de forma literal: el recibo del mes de noviembre ha sido el más caro de todo el año 2020. Según el análisis de Facua-Consumidores en Acción sobre la tarifa semirregulada PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), cada español ha pagado de media 68,50 euros.

El mínimo histórico se situó en abril, siendo la factura del usuario medio de 55,71 euros y, a partir de ahí, comenzó a subir exponencialmente hasta llegar a octubre, mes en el que se registró por primera vez una ligera bajada.

En noviembre se ha vuelto a producir una subida mensual con respecto a octubre, concretamente el 6%. No obstante, si tenemos en cuenta los datos de noviembre del pasado año, podemos comprobar que se ha dado una bajada del 0,4%, ya que por entonces, el recibo medio fue de 68,79 euros. 

En noviembre, la factura se ha situado casi 13 euros por encima del mínimo histórico de abril

Por lo que respecta al precio medio del kilovatio hora de electricidad, podemos decir que también ha ido aumentando a lo largo del año, pues en abril rondaba los 9,98 céntimos, en septiembre ya subió a 12,41 céntimos y en los siguientes meses ha llegado a los 13,47 céntimos.

Si comparamos la factura de este noviembre con la de hace 10 años (66,20 euros de media), nos situamos un 3,5% por encima, pero sin duda la cúspide la ocupa noviembre de 2015, con 76,59 euros mensuales, situando al usuario medio actual un 10,6% por debajo de ello.

¿Qué es el PVPC?

Facua, organización dedicada a la defensa de los derechos de los consumidores, sigue reclamando al gobierno un cambio del modelo de fijación de tarifas, pues piensa que es favorece la especulación, pero mientras tanto, para conseguir abaratar la factura eléctrica, recomienda contratar el llamado Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC).

Esta es un tipo de tarifa semirregulada, cuyo precio para el kWh cambia cada hora de cada día en función de la oferta y la demanda. El precio sube en los días y horas en que más electricidad consumen los españoles, y baja en los momentos en que se desploma el consumo (normalmente por las noches). Por lo tanto, con este sistema siempre va a haber unas horas más caras (normalmente por la tarde/noche) y otras más baratas, que podrán aprovechar los usuarios para realizar determinadas tareas, como por ejemplo, poner la lavadora.

El PVPC se puede contratar a través de una de las ocho comercializadoras de referencia impuestas por el Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios