Francisco Perujo | Coordinador del Máster Interuniversitario de Flamenco

"El espacio que ha ganado el flamenco en la universidad tiene que ir a más"

"El espacio que ha ganado el flamenco en la universidad tiene que ir a más" "El espacio que ha ganado el flamenco en la universidad tiene que ir a más"

"El espacio que ha ganado el flamenco en la universidad tiene que ir a más" / pascual

Francisco Perujo Serrano (Cuevas del Becerro, Málaga, 1972) ha sido pieza clave, como antes hizo en la denominación del flamenco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en 2010, en la puesta en marcha del primer máster oficial de flamenco. Su apuesta clara por este arte dentro del ámbito académico es su gran cruzada desde que dirigió la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco hace ahora una década. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y doctor por la Universidad de Sevilla, donde puso las bases del primer programa de estudios avanzados, germen del máster actual.

-Ha sido el primer año académico del Máster Interuniversitario en Investigación y Análisis del Flamenco, ¿qué balance hace?

-Bueno, creo que con este primer año, el de la primera promoción, y que ha completado el número de plazas disponibles, hay que estar satisfechos, porque siempre los inicios son complicados. En general, hemos sentado las bases para que este máster oficial tenga un largo recorrido, porque en esta tierra nació el flamenco y tiene que ser también el epicentro de los estudios y la investigación.

"Hemos pasado del salón de actos al aula y queda que el flamenco aparezca en el sistema reglado"

-¿Qué le preocupaba más a la hora de estructurar este máster?

-Hay que tener en cuenta que es la primera vez que se inicia un título específico de flamenco en una universidad en el mundo, y lo hemos hecho fuera del campus universitario, de una manera multidisciplinar, estrenando temario, panel docente y con una acreditación que se produce a escasas semanas del comienzo del curso. Además, estamos hablando de una organización compleja porque se trata de un máster interuniversitario con cinco universidades que están inmersas en la impartición del mismo. Salimos con una incertidumbre que se ha disipado poco a poco.

-Y ahora, una vez en marcha, ¿cuál es el objetivo?

-Ahora debemos seguir por esa senda, la de la calidad, la excelencia y la especialización de los estudios de flamenco en la universidad. Para la segunda edición, creo que debemos reiniciar el reto con la mochila de la experiencia del primer año, que ha sido singular en todo.

-En este primer año, por aquello que ha comentado de lo tardío de su acreditación, ha tenido presencia extranjera, pero de cara al segundo, ¿habrá más?

-Está claro que hoy día existe una demanda de estudios del flamenco en Andalucía, en España y en el mundo porque hemos tenido alumnos de distintas procedencias. De hecho, para el próximo año nos han llegado solicitudes de Italia, de China, de Francia, de Japón, de Marruecos... Es un máster internacional porque es el único que existe en el mundo.

-En su presentación, se insistió en la clara presencia de las fuentes primarias, es decir, los artistas. ¿Qué tal ha sido su aportación al máster?

-Muy buena. En esta primera edición, el máster ha contado con la fuentes primarias del flamenco, los artistas; de hecho, por las aulas ha pasado gente como María del Mar Moreno, Eva Yerbabuena, Arcángel, Paco Cepero, Manolo Sanlúcar, Rocío Márquez... Además, hemos tenido a más de 40 profesores de 13 universidades distintas, y entre el alumnado ha habido artistas profesionales. En términos flamencos podríamos decir que hemos cogido el compás y no queremos perderlo.

-Jerez, el eje, pero vertebrado por Córdoba, Sevilla, Granada y Córdoba...

-Sí, eso lo teníamos claro. El cincuenta por ciento del máster se imparte íntegra y presencialmente en Jerez, y eso nos ha obligado a realizar sesiones intensivas viernes y sábados. Pero en esta segunda parte, cada alumno ha elegido la universidad que más le convenía. Es más, ya hemos tenido ofrecimientos de la propia Universidad de Málaga para en formar parte del máster en el futuro. Hay que tener en cuenta que los másteres oficiales se verifican cada dos años. Creo que desde Andalucía y Jerez debemos seguir consolidándonos y de paso formar a las próximas generaciones de estudiosos del flamenco, porque la falta de conocimiento deriva siempre en el prejuicio, que es el portalón de entrada del estereotipo, de ahí la necesidad de hacerlo en todos los niveles.

-Ahora sólo falta introducir el flamenco en la escuela...

-Eso es. Quizás hemos empezado la casa por el tejado porque en el currículo de los niños y niñas andaluces no hay flamenco en los niveles inferiores y en las enseñanzas profesionales. Creo que el flamenco debe ser incluido en el resto del sistema educativo andaluz, porque es una pérdida irreparable que cientos de estudiantes de Andalucía de todos los niveles terminen sus estudios oficiales sin tener en sus currículos académicos ni un sólo minuto dedicado al flamenco. Es algo que debe implicar a distintas administraciones, principalmente a las que tienen las competencias transferidas.

-Eso y el programa de doctorado...

-Bueno, en ese sentido ya estamos trabajando porque con él remataremos esta parte del posgrado. Además, el programa de doctorado debe responder a ese mismo espíritu, es decir vertebrado a nivel interuniversitario. En la próxima reunión de la comisión interacadémica del máster vamos a abordar necesariamente este tema.

-El pasado día 3 se abrió el plazo de este segundo año...

-Sí, y estará abierto hasta el lunes, 15 de julio. Este buen arranque no puede decaer, creo que no debe estar sostenida sólo por el impulso inicial, las asignaturas son las que son pero el espacio que ha ganado el flamenco en la universidad tiene que ir a más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios