España

CiU y PNV se equivocan y votan a favor del nuevo modelo de financiación

  • Los diputados catalanes cambiaron su voto, inicialmente en contra de la reforma. Lo mismo pasó con los vascos, que se iban a abstener.

Comentarios 6

Un error de CiU y PNV en la última votación sobre el nuevo modelo de financiación autonómica ha permitido que el sistema haya sido aprobado por una mayoría mucho más amplia de la prevista y con los únicos votos en contra del PP y del BNG y la abstención de IU.

En una jornada atípica repleta de problemas técnicos -fallaron los ascensores y erraron los servicios de la Cámara en el procedimiento-, los diputados de CiU cambiaron su voto, inicialmente en contra de la reforma, y la apoyaron; lo mismo que ocurrió en el caso de los parlamentarios vascos, que en un principio se iban a abstener.

La votación del texto con carácter orgánico tuvo que repetirse por un error por parte de los servicios de la Cámara y la norma pasó de obtener 180 a 192 votos a favor (la mayoría absoluta está en 176).

Con su aprobación por el pleno de la Cámara Baja, en el que también se dio el visto bueno a los Fondos de Compensación Interterritorial, el nuevo sistema podrá comenzar a aplicarse el próximo 1 de enero como estaba previsto.

En su intervención, el portavoz de CiU, Josep María Sánchez Llibre, ha expresado la oposición "frontal" de su grupo a los dos proyectos de ley que lo regulan, ya que "incumplen" el Estatuto catalán.

Es además, a su juicio, un sistema "opaco" y "poco democrático" que castiga a las comunidades que realizan un mayor esfuerzo fiscal y que no respeta la "bilateralidad" prevista en el Estatuto de Cataluña, cuyos servicios básicos verán mermada su calidad.

El diputado del PSOE José Javier Mármol ha recordado al portavoz de CiU que han votado durante toda la tramitación de las normas con "aquellos que han llevado el Estatuto catalán al Constitucional", en referencia al PP.

Ha asegurado que el modelo, fruto de un "extraordinario trabajo", beneficia a Cataluña y al resto del país y sustituye a un sistema que ha demostrado su insuficiencia.

Mármol ha reprochado además al PP su "incoherencia" y ha pedido al partido que dirige Mariano Rajoy que deje de la actitud de "oponerse por oponerse y no pierdan más trenes".

Desde el PP, Álvaro Nadal, ha comentado que "no se pueden hacer peor las cosas, de manera más partidista y arbitraria en las cuestiones territoriales".

Tras mostrar su rechazo al modelo, Nadal ha dicho que va "a ser muy difícil, por no decir imposible" que se garanticen los servicios públicos con el nuevo sistema de financiación.

Por todo ello, ha dicho que es "un modelo que nace fracasado, que no atiende a las necesidades" y "da la espalda a la crisis económica" porque "sube los impuestos" y por tanto "retrasa la recuperación económica", de manera que será necesario reformarlo.

El portavoz de ERC, Joan Ridao, ha recordado las críticas del PP al "traje a medida" de Cataluña que supone el nuevo modelo y ha señalado que lo que ha pasado es que se ha cambiado de "sastre y de traje" y el resultado ha sido uno muy diferente al "indecoroso" que pactaron PP y CiU en 2001.

En la misma línea se ha pronunciado Joan Herrera (ICV), para quien el sistema avanza hacia un "modelo más justo, más eficaz, más transparente" y en definitiva "más y mejor para todos".

Desde el PNV Pedro María Azpiazu ha justificado su abstención -inicial ya que luego votó a favor por error- en que la reforma de la LOFCA no afecta al modelo de concierto económico vigente en el País Vasco.

La diputada de UPyD, Rosa Díez, se ha mostrada contraria al nuevo sistema porque no responde a los problemas de desigualdad entre ciudadanos y es un modelo pactado entre el Gobierno central y el catalán mientras que el diputado del BNG Francisco Jorquera ha considerado que la reforma no avanza lo suficiente en "autonomía y corresponsabilidad fiscal", "rompe la equidad y no garantiza la suficiencia financiera para Galicia".

La portavoz de CC, Ana Oramas, ha reafirmado, como ha hecho su formación en todo el trámite parlamentario, su apoyo a los proyectos porque garantizan "la sostenibilidad de los principales servicios públicos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios