Movilidad

Los patinetes eléctricos, los peatones y los coches no pueden convivir juntos según la DGT

  • Su director, Pere Navarro, descarta, sin embargo, la posibilidad de que cada uno tenga un carril propio “porque no hay espacio”.

Los patinetes eléctricos, los peatones y los coches no pueden convivir juntos según la DGT Los patinetes eléctricos, los peatones y los coches no pueden convivir juntos según la DGT

Los patinetes eléctricos, los peatones y los coches no pueden convivir juntos según la DGT

Comentarios 4

El director General de Tráfico, Pere Navarro, ha señalado que los patinetes y bicicletas eléctricas "no pueden convivir con los peatones ni estar con los coches", porque "la velocidad a la que se desplazan es distinta".

Sin embargo, ha rechazado la posibilidad de que tengan un carril propio porque "no hay espacio" y ha advertido de que su uso no disminuye el número de coches, ya que, a su juicio, el patinete "es para los que utilizan el transporte público".

En este sentido, ha subrayado que la "solución fácil" es que cada medio tenga su carril, pero que la calle "es limitada" y "no caben". "Habría que hacer un pacto, sentarnos todos, en lugar de que estén presionando a la Administración", ha dicho. Además, ha criticado que poder dejar estos vehículos en las aceras, "a veces", hace que le "cueste pasar" a personas en sillas de ruedas o a cualquier peatón.

Así lo ha manifestado Pere Navarro este viernes en el estadio Wanda Metropolitano durante la presentación de la campaña 'Nada vale más que una vida' de Aesleme. "Nadie que utiliza el coche va a pasar al patinete, que va a sustituir los desplazamientos a pie. Nos ha costado mucho hacer que la gente vaya caminando para que ahora cojan el patinete", ha sentenciado.

A 30 km/h no hay fallecidos

Con el objetivo de reducir el número de fallecidos en las ciudades, Pere Navarro ha apostado por reducir la velocidad en vías con un único carril a 30 km/h. "Cuando se baja la velocidad a 30 hay accidentes de chapa pero no fallecidos. La velocidad va a ser 30 en estas calles excepto que el Ayuntamiento ponga 50. Esto supondrá un gran salto adelante", ha dicho.

Ante la pregunta de por qué no han incluido en la primera propuesta de reformas la reducción a 30 km/h en estas vías, ha respondido que antes han querido trabajar el tema de carreteras convencionales y que "después vendrá la ciudad", donde la medida "importante es la reducción a 30". "Queremos hacerlo por temas y no hacer una mezcla para no perder capacidad de comunicación", ha precisado.

Esta medida, según ha apuntado el director de la DGT, se puede imponer por Reglamento General de Circulación, "dejando abierta la posibilidad de que si un Ayuntamiento quiere pueda poner 50 km/h". "A 30 ahorrarías vida. No puedo entender que aún no esté", ha indicado.

Para ordenar la movilidad de la ciudad, Pere Navarro ha recordado que "está la Ley 80/20", ya que el 20% de las calles aguanta el 80% del tráfico y otro 80% de las calles aguanta el 20% del tráfico. Estas últimas calles, ha añadido, "son las que deben ser a 30 km/h para que puedan convivir el peatón, motocicleta y coches".

Día mundial

Por otro lado, ha recordado que este domingo se celebra el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico. Para la DGT, este día sirve para hacer visible las consecuencias de estos accidentes, pero también para reconocer a todos aquellos que trabajan para prevenirlos y evitarlos.

El director General de Tráfico también ha pedido a los ciudadanos que "por favor" respeten la reserva de estacionamientos para discapacitados, cuestión que le han trasladado las asociaciones de víctimas. "No sirve la excusa de que es solo un minuto", ha dicho.

Además, ha hecho hincapié en prestar una especial atención a los peatones. "En todos los desplazamientos hay un negocio detrás, pero con los desplazamientos a pie nos va a costar algo más, porque solo se necesitan unos zapatos. Hay que intentar poner en valor los desplazamientos a pie", ha precisado.

Proteger a los vulnerables

La campaña 'Nada vale más que una vida' de Aesleme consiste en la difusión de un vídeo, cuyo principal objetivo es cambiar la actitud de todos los que comparten las vías y primar el hecho de proteger la integridad de los demás y de proteger a los vulnerables.

Aesleme apoya la apuesta por una movilidad más limpia y sostenible, en la que el número de vulnerables "se multiplica", pero "no a costa de un aumento en las cifras de siniestralidad".

"No podemos aceptar que la apuesta por una política de sostenibilidad en ciudad se desarrolle dejando al margen la seguridad vial. Queremos que se avance de forma paralela, sin hacer experimentos que luego tengamos que lamentar, porque una vida perdida o una lesión permanente no es recuperable, no hay solución posible a posteriori", señala la asociación.

Asimismo, Aesleme pide que el uso del casco obligatorio para ciclista y demás usuarios de Vehículos de Movilidad Personal (VMP), ya que se producen "más heridos graves en ciudad que en carretera"; y apuesta por crear carriles segregados para estos usuarios, algo que Pere Navarro ha rechazado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios