DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cultura

Fernando J. Múñez presentó su novela 'La cocinera de Castamar' en Almería

  • El escritor madrileño participó el jueves en ‘Diario de los Libros’ que organiza Diario de Almería

El escritor madrileño Fernando J. Múñez presentó el pasado jueves su novela La cocinera de Castamar, en el Patio del Mandarino de la Diputación de Almería. Junto al autor estuvieron el director de Diario de Almería, Antonio Lao; el coordinador de Diario de los Libros, Antonio Galindo y María del Mar Ruiz, Vicerrectora de la Universidad de Almería. Entre el público también se encontraba el diputado de Cultura y Cine, Manuel Guzmán.

En una presentación a modo de entrevista entre Galindo y Múñez, el escritor de esta novela histórica habló de su biografía, destacando que “yo estudié filosofía, y dentro de mi carrera estaba el cine, porque mi padre y mi tío tenían una productora de publicidad. Mi gran pasión siempre ha sido escribir y la lectura”.

En torno a la novela La cocinera de Castamar, Múñez subrayó que “me gusta mucho la cocina, que me viene de mi madre. Me interesaba ver de dónde veníamos en el tema de la cocina. La cocina es un leitmotiv general que hay en la novela, y lo hace avanzar, porque es casi el lenguaje secreto que tiene Clara, para comunicarse, porque teme a los espacios abiertos. Me gustaba la idea de una cocinera que tuviera cuatro paredes, ese era todo su mundo. Todo el mundo de la cocinera se concentra en la cocina, y no puede salir, pero no puede salir ella físicamente, pero lo que si puede salir y es lo que a mi si me interesaba es el universo de la cocina”.

Múñez ahondó durante su intervención en lo que le llevó a escribir una novela centrada en el siglo XVIII. “Este siglo me interesa especialmente porque es una parte de la historia de España que se conoce bastante menos que otras. También quería ahondar en las clases sociales de la época. La estructura social del momento me interesaba sobre todo el clasismo, el racismo y el esclavismo. Por todo eso elijo el siglo XVIII para situar la novela”.

Fernando J. Múñez habló de Clara, la protagonista de la novela, “una muchacha educada y culta, adelantada a su época, que pertenece a una familia de clase alta. Su mundo se trastoca cuando su padre, que es un doctor, muere. Cuando fallece no pueden heredar y todo su patrimonio pasa a un tío suyo. Esta chica tiene una gran pasión que es la cocina, pero esto entre sus amistades, lo tiene que ocultar. Le encantaba cocinar, y la muerte de su padre, le provoca la agorafobia, con lo cual la cocina es el lugar donde ella hace su vida”.

Por otra parte, también sitúa en la novela, a Don Diego, el duque de Castamar, del cual Múñez apuntó que “es un personaje cercano al Rey, que ha tenido mucho poder y ha perdido a su mujer hace diez años. Sigue enamorado de la mujer que tuvo, que la conoció cuando eran niños. Su vida queda destrozada, se aparta de la política y es el momento que llega Clara a la vida del Duque. Don Diego es, ante todo, un hombre muy honesto”.

La cocinera de Castamar no deja de ser una polifonía de historias de amor. A mi me interesaba ese retrato panorámico del siglo XVIII, pero me interesaba también ver las partes humanas que había allí, y como se relacionaban y como rompían esas barreras sociales”, subrayó Múñez.

El autor madrileño explicó ante el público que llenó el Patio del Mandarino que “la novela es una novela de mujeres en muchos sentidos. Es una novela de mujeres porque aunque los hombres tienen un papel importante, yo creo que a mi me interesaba reflejar como las diferentes mujeres del siglo XVIII elaboraban sus propias estrategias de supervivencia, ante la gran opresión que sentían. No eran dueñas de nada, ni de sus ideas, ni de sus cuerpos, nacían predestinadas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios