Cultura

"Llegó la hora de hacerle el amor a España"

Por su forma de hablar y de sentir parece una adolescente pero, según su fecha de nacimiento, el pasado 15 de febrero cumplió los 41 años. ¿Qué más da? La edad es más cuestión de sentir y, en el caso de Gloria Trevi, está claro que se trata de una persona joven que, si de algo puede presumir, es intentar vivir cada minuto como si fuera el último. Por dicho apasionamiento pasó un lustro encarcelara en centros penitenciarios de Brasil y México -envuelta en un turbio caso de corrupción de menores y violación agravada junto a su ex pareja, Sergio Andrade-, para, más tarde, salir en libertad y absuelta de tales acusaciones. Madre de dos hijos -el segundo de su actual amor, Armando Gómez-, la artista presenta Una rosa blu, el álbum que la ha vuelto a encumbrar a lo más alto del panorama musical dentro de una carrera en la que, en total, supera ya los trece millones de discos vendidos.

-¿Qué tal su reencuentro con nuestro país? Porque la recordábamos de sus apariciones en Un, dos, tres hace casi dos décadas pero, desde entonces, apenas nada…

-Bueno, nosotros no hemos tenido la oportunidad de convertir en realidad esa relación platónica. Estuve hace un par de años grabando el videoclip de Cinco minutos en Canarias pero ahora llegó la hora de hacerle el amor a España (risas). ¡Quiero todo con vosotros! (risas). No me di cuenta de que quedó una huella con temas como Todos me miran, un mega hits en todas las discotecas, o, últimamente, con Psicofonía. Una rosa blu va a hechizar. Para eso estoy en la portada como un hada…

-Un hada es casi como un ángel aunque, sin embargo, usted tiene más de diablo, ¿no?

-Eso dicen algunos pero es porque no me han escuchado. Soy bien "amorosa" pero digo las cosas como las pienso y hay a quien no le gusta la sinceridad. Gran parte de lo que me pasó fue culpa de un sector social que quiso castigarme por la rebeldía que inculqué entre algunos jóvenes. Sólo reflejaba la rebelión en las mujeres latinas.

-¿Ha habido en este tiempo de ausencia muchos cambios en Gloria Trevi? ¿Es muy diferente de la que nosotros conocimos?

-Aquélla era una chiquilla con hambre de triunfo, zapatos rotos, pelo suelto… Pasé por desamores y traiciones pero me transformé en la que "todos miran" (risas). Hoy no soy una promesa, sino una realidad (risas).

-Gran parte de la fama que conserva aquí se ha mantenido gracias al seguimiento del público gay, ¿verdad?

-Soy una intérprete universal. En mis conciertos puedes ver gentes muy distintas: niños, abuelos, señores… He luchado por romper las barreras entre seres humanos y, en ese sentido, debo agradecerle mucho a la comunidad homosexual porque, cuando algunos me apartaron, ellos me recogieron con sus alas de seres celestiales. Un número 1 es un clásico cuando lo es entre ese colectivo. El resto, se olvidan.

-Ha mencionado varias veces sus vivencias en prisión. ¿Cuánto de mentira se dijo alrededor de esta historia?

-Hubo una desinformación enorme y muchos buitres buscaban sólo el rating [índices de audiencia]. Los medios repetían lo que otros sacaban pero lo cierto es que salí absuelta después de cinco años de cautiverio. Fui otra víctima del gobierno de Chihuahua, otra muerta de Juarez, una cortina de humo para ocultar corrupciones… A Trevinator no hay quien la destruya y bastantes deben estar revolcándose pensando que iba a morir. Considero que soy el reflejo de otras que no cayeron. Cuando gritan mi nombre en una actuación, gritan el nombre de ellas.

-Cambiemos de asunto a algo menos duro… Dicen por ahí que se ha casado…

-No. Todavía no. Firmé los papeles pero es algo irrelevante. En diciembre lo celebraré por la Iglesia.

-Entonces, ¿le han pillado?

-Más bien le pillé yo a él. Lo que pasa es que las mujeres hacemos parecer lo contrario. Es un "charro" que, cuando tuve "ese" problema, me buscó y me esperó. Hemos pasado juntos instantes intensos y me ha demostrado que me ama.

-¿Él es el secreto de su belleza?

-Hombre, la genética ayuda pero nunca, aunque no lo sea, me he encontrado tan bonita como ahora. Hubo un momento en el que me provocaron creerme fea pero mi futuro esposo me hace sentir la más bella del mundo. Luego están mis hijos, por los que pido a Dios cada día para que estén bien. Intento ser una buena madre y eso también repercute en ti misma.

-¿Le molesta que a Gloria Trevi se asocien adjetivos como el de polémica?

-Sí. No me reconozco en ese término. De hecho, durante mucho me preguntaba por qué me consideraban "controvertida" y no, por ejemplo, "talentosa". Con Una rosa blu espero que deje de temerse a lo que no hay que temer. Aunque sea una flor… Una rosa de ese color son todos los niños, Lady Di, Versace, Michael Jackson… Personas distintas que cambian la realidad y que, lamentablemente, duran poco.

-Esperemos que no sea su caso…

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios