Premio Nacional de Músicas Actuales

Christina Rosenvinge: "La mía ha sido una carrera inusual"

  • La madrileña es distinguida con el Premio Nacional de Músicas Actuales por el "potencial emocional" y la "credibilidad" de su trabajo

Christina Rosenvinge, en el Museo Picasso de Málaga. Christina Rosenvinge, en el Museo Picasso de Málaga.

Christina Rosenvinge, en el Museo Picasso de Málaga. / Javier Albiñana

Comentarios 1

La cantante Christina Rosenvinge, galardonada este jueves con el Premio Nacional de Músicas Actuales, cree que ha tenido que "luchar contra los prejuicios" a lo largo de su carrera artística, en especial por su imagen de icono pop adolescente adquirida por el éxito de Christina y Los Subterráneos. "Comenzar desde tan joven fue muy positivo porque muy pronto consideré la posibilidad de vivir de la música, pero como consecuencia he tenido que luchar contra los prejuicios durante gran parte de mi carrera", señala la compositora, quien también apunta a parte de las compañías discográficas.

"Para ellos el mérito artístico no tiene tanto valor como tu rentabilidad: te ven más como activo que como valor artístico", lamenta, antes de recordar por el contrario que en estos años ella ha recibido el respaldo del público y de medios "de prestigio musical", a pesar de haber tenido "una carrera inusual. Ha sido una evolución personal con condiciones que se dan pocas veces, en especial en las carreras masculinas. Lo que reconoce este premio es haber renunciado al éxito para adentrarme en caminos artísticos más arriesgados, una apuesta que en algunos momentos ha sido difícil de asumir", considera.

La cantante madrileña calificó de "honor" haber recibido este galardón que "está por encima de cualquier signo político". "Son premios que da el mundo de la cultura a artistas que contribuyen de manera significativa a la música", reitera, después de admitir que ha sido una "sorpresa". "No sabía que estaba mi nombre en la mesa, he fantaseado con ello, pero este año ni sabía cuándo se daba", asevera.

El jurado de este premio, otorgado por el Ministerio de Cultura y dotado con 30.000 euros, resaltó de Rosenvinge "el potencial emocional de su obra", su faceta compositiva, sus actuaciones en directo, así como "la credibilidad de su genuina carrera profesional, rasgos que encuentran una clara expresión en sus más recientes trabajos".

La cantante defiende la importancia del pop, "un género bastardo donde caben los otros"

Rosenvinge, quien explica con humor que el dinero del premio servirá para "poner en marcha algún proyecto musical y para dos o tres banquetes", defiende el pop, género al que se adscribe su música. "Es un género bastardo que engloba a todos los demás, en el pop no existe el purismo: de hecho, la música que yo hago tiene por momentos deudas con la bossa nova o la música contemporánea", sostiene.

La cantante descartó que en su elección haya pesado el hecho de ser mujer. "Lo difícil es que haya más mujeres que lleguen a este punto de dedicación durante tantos años y nos tenemos que preguntar por qué", reflexiona, sabedora en cualquier caso de que mantenerse en la industria musical es "más difícil" si no se es hombre.

Hija de padre danés -al que dedica un emocionante homenaje en su último disco, Un hombre rubio- y madre inglesa, Rosenvinge (Madrid, 1964) comenzó su andadura profesional en la banda Ella y los Neumáticos, durante la Movida madrileña, donde conoció a su compañero Álex de la Nuez, con el que grabaría dos discos como Álex y Cristina antes de separarse a principios de los 90, alcanzada ya la fama. Su andadura en la banda Christina y Los Subterráneos fue el preámbulo a una extraordinaria carrera en solitario que abarca ya diez discos, y en los que destacan álbumes como Tu labio superior (2008), La joven Dolores (2011) o el más reciente Un hombre rubio (2018).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios