Cultura

Dita Ruiz interpreta a Cleopatra esta noche en la Tetería de los Baños Árabes

  • La actriz almeriense estará dirigida por Antonio de la Trinidad Ruiz en este montaje que se estrena hoy a las 23 horas en Hammam Almeraya

Comentarios 0

Hoy sábado se estrena Cleopatra, la nueva función de Luna Roja Teatro. Será en la Tetería de los Baños Árabes Hammam Almeraya a las 23 horas. Cleopatra es un reto que la compañía aborda con la mayor de las ilusiones y también con la responsabilidad que supone resucitar, siquiera en la ficción, una de las figuras históricas más enraizadas en el subconsciente colectivo.

El texto que da soporte al espectáculo que podrá contemplarse por primera vez esta noche es original. El autor, Jesús David G. Robles, miembro de ‘Luna Roja Teatro’ y que debuta como autor con esta función, no ha incorporado elementos de ninguna de las múltiples aproximaciones al mito de la reina de Egipto, sean cinematográficas (Mankiewicz, Gordon Edwards) o literarias (Shakespeare, Shaw, Moix y tantos otros).

La función integra en la narración, entre otros elementos dramáticos, claves históricas y leyendas probables o improbables sobre la soberana egipcia que tanto calado han tenido en el imaginario popular, para terminar explorando el alma de una mujer acosada por la derrota.

También da una vuelta de tuerca, quizás necesaria, a algunos acontecimientos históricos asumidos como inamovibles que sorprenderán al espectador. Amor, poder, conflicto y dolor a los que la dirección de Antonio de la Trinidad Ruiz, curtido en funciones como Carmen, Malas y Maldecías o Mi nombre es Drácula, entre otras muchas, dará su justa dimensión. Sobre las tablas, Dita Ruiz, la popular actriz almeriense siempre comprometida con su oficio, siempre eficaz, que asume en solitario el reto de dar vida a este maremágnum emocional que es ‘Cleopatra’.

Precisamente, Dita Ruiz, una actriz excepcional, que se atreve con el papel que le pongan, admite que “para mi es uno de los papeles más difíciles que he hecho hasta ahora, sobre todo estudiar el texto. El texto es maravilloso con muchos matices y cuesta al principio. Agota un poco mentalmente, mas que físicamente, pero cuando ya lo tienes muy estudiado es más fácil”.

Antonio de la Trinidad Ruiz, que dirige el montaje, sostiene que “es un monólogo con un matiz trágico”. La función se escribió hace unos meses, “pero ha sido un montaje muy complejo por la densidad del texto”, admite.

La sinopsis de la obra sitúa al espectador en Alejandría en el mes de agosto del año 30 antes de Cristo, cuando las tropas de Octavio asolan la ciudad desde el puerto a la zona palatina. La batalla está perdida. Marco Antonio, vencido por la angustia, decide que el suicidio es el único final honorable. Cleopatra, mientras tanto, desespera atrincherada en sus aposentos y, al fin, recibe la noticia que nunca quiso oír.

El director de la función, Antonio de la Trinidad Ruiz, expresa que “es imposible encontrar en la historia del Mundo Antiguo una figura femenina que haya calado tanto en el imaginario colectivo como Cleopatra. Dotada de una flagrante aura de majestuosidad, Cleopatra salta elegante desde la más estricta semblanza académica al tebeo, al cine, al póster y a la ópera, todo sin despeinarse. Sin embargo, esta omnipresencia del personaje en el acervo cultural de la Humanidad no ha sido un problema para que el autor arme su drama sobre la reina de Egipto, sino al contrario un acicate”.

“Su versión, con un ventrículo de su corazón para la historia y el otro para la imaginación, le da vuelos a la inmensa personalidad política de Cleopatra, esa extraordinaria estadista oculta tras su efigie pop que el dramaturgo resucita sin temer nunca más a las sombras que a las luces. Tanto la actriz como yo nos sentimos honrados por su confianza en nosotros y por habernos brindado un texto tan hermoso, tan rico en matices. En algún momento del subsuelo de Alejandría, bajo la marabunta turística y el vientre de las serpientes, duerme Cleopatra. Ya va siendo hora de que despierte” sostiene el director de este montaje.

La función se articula en torno a una veintena de capítulos enriquecidos con varios cambios de vestuario y una escrupulosa puesta en escena que incluye diversas partituras musicales especialmente escogidas para redondear una puesta en escena llamada a emocionar a los espectadores.

Lo curioso de todo, es que esta función de Cleopatra lleva con las entradas agotadas desde hace semanas. “El personaje es histórico y tiene mucho tirón. Todo el mundo tiene una imagen clara de Cleopatra”, sostiene Antonio de la Trinidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios