Cultura

'Por unos pasitos de ná' enseña a los pequeños el respeto a la diferencia al compás del flamenco

  • El Apolo recibió el sábado una divertida obra infantil de Ambulantes Danza y Arrieritos Danza

Los protagonistas de la obra en el Teatro Apolo. Los protagonistas de la obra en el Teatro Apolo.

Los protagonistas de la obra en el Teatro Apolo. / diario de Almería

Una colorida casa llena de una variada gama cromática de bombillas presidía el escenario del Teatro Apolo a la llegada de las decenas de niños y niñas que, acompañados de sus padres, tíos o abuelos, se acercaron en la tarde noche del sábado a disfrutar de Por unos pasitos de ná. Un espectáculo infantil que despertó las risas y aplausos del público a lo largo de su representación.

La unión de Arrieritos Danza y Ambulantes Danza en esta obra dan como resultado una creación divertida que, ante todo, enseña de manera didáctica el respeto a la diferencia. ¿Cómo? Tres amigos, dos círculos y un cuadrado, lo pasan en grande juntos pero todo se complica cuando el cuadrado no puede entrar por la puerta de la casa, que tiene forma redonda.

El cuadrilátero, orgulloso de su forma, no quiere cambiar y sus dos amigos se afanarán en buscar soluciones hasta que encuentran, ayudados por los pequeños, la clave: no es necesario que cambie la figura, sino la puerta.

Para llegar a ello, Patricia Torrero, Florencio Campo y Pepe Sanz bailarían por alegrías, por bulerías, hasta alguna que otra pieza de la canción italiana, Renato Carosone mediante, hasta conseguir pasar a una casa que guardaba como últimas sorpresas confetis de colores y paraguas regados con polvo de estrellas. El brillante cierre para una obra de lo más empática y agradable, que gustó a grandes y pequeños por su dinámica y sus pequeños guiños al clown circense más clásico.

Fruto de la colaboración entre Ambulantes Teatro y Arrieritos Danza, se trata de una creación de Elena Santonja, Florencio Campo, Patricia Torrero, tres bailarines de contrastada experiencia en el mundo de la danza contemporánea y el flamenco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios