Provincia

Almería vive su primer Jueves 'sin' Lardero

  • La pandemia ha acabado por primera vez con la tradición de comer y beber en el campo con los tradicionales hornazos, muy arraigada en la Alpujarra y el Andarax, una semana antes del miércoles de ceniza 

Familias de Benahadux celebrando el Jueves Lardero el año pasado. Familias de Benahadux celebrando el Jueves Lardero el año pasado.

Familias de Benahadux celebrando el Jueves Lardero el año pasado. / Rafael González

Dicta la tradición que la semana anterior del miércoles de ceniza justo antes de las Fiestas de Carnaval, se celebra el conocido como Jueves Lardero, en el que muchos vecinos de la Alpujarra y el Andarax salen disfrutar de un día de campo y devorar, sin dilación, los tradicionales hornazos, un bollo de pan de aceite con un huevo duro colocado en el centro del mismo. Y tal y como marca la tradición, el día exige que las familias porten tantos bollos como familiares y amigos vayan juntos a la fiesta.

Hoy, Jueves Lardero, no habrá tales celebraciones. La pandemia ha acabado también por trastocar uno de los festejos que con más cariño se celebran en muchos municipios y que, por primera vez, ha quedado en el imaginario de los almerienses. Ayuntamientos como el de Alhama de Almería o el de Benahadux, dos de las localidades donde más arraigo hay de esta tradición, publicaban bandos y recordaban estos días pasados la imposibilidad de celebrar esta fiesta y recomendaban a sus vecinos a quedarse en casa. 

"En estos momentos en los que los datos de los contagios por coronavirus en Alhama de Almería siguen siendo altos, debemos de extremar las precauciones y no bajar la guardia en la protección de la salud pública. La salud está por encima de cualquier tipo de diversión. Desde el Ayuntamiento de Alhama de Almería confiamos en vuestra responsabilidad y contamos con vuestra colaboración", apunta el bando del Ayuntamiento de Alhama.

En el caso del Consistorio de Benahadux, se informa que "el merendero y sus accesos permanecerán cerrados y que no se pueden utilizar las dependencias, ya que cerradas" y añaden que "es hora de seguir actuando con responsabilidad y de vivir un Jueves Lardero diferente al que estamos acostumbrados. Nos toca celebrarlo en casa cumpliendo las medidas de seguridad y evitando reuniones familiares y de amigos, solo el núcleo familiar".

En Gádor los vecinos se juntan todos los años en el paraje de Las Chimeneícas de la Rambla de las Balsas para pasar un día acompañados de abundante comida y bebida con un marcado carácter almeriense. Esta celebración también se lleva a cabo en otros municipios de la comarca del Bajo Andarax como Pechina, Rioja, en el paraje los Algarroberos, y Santa Fe de Mondújar. En la Alpujarra Almeriense también tiene arraigo en localidades como Laujar de Andarax. En Abla, en las estribaciones de Sierra Nevada, es tradicional comer en el paraje de Montagón, mientras que los vecinos de Abrucena suelen subir al área recreativa de Las Rozas. En Fiñana también es costumbre salir al paraje rural a realizar un almuerzo. En Alhabia es fiesta local y se festeja como si fuera el día de la patrona Nuestra Señora de la Visitación. 

El origen de la tradición

La palabra "Lardero" hace referencia, a tocino y gordo, la parte menos valiosa del cerdo, la grasa o manteca y, por extensión, a toda la carne de cerdo.

Cuando la Iglesia celebraba la Cuaresma, recordando la estancia de Jesús en el desierto en oración y ayuno, invitaba a los cristianos a acompañarlo privándose de comer todo tipo de carnes o derivados de animal.

Por ello, para entrar con buen pie en el tiempo de ayuno y abstinencia, los fieles celebraban un día en el que estaba permitido todo tipo de excesos cárnicos, la última oportunidad de hartarse de carne hasta pasada la Semana Santa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios