Hospital de Poniente Los niños ingresados en el Poniente también vuelven al 'cole'

  • Se retoman las clases en el Aula Hospitalaria del centro ubicado en EL Ejido, readaptadas a la situación de crisis sanitaria

  • Se ha reorganizado el interior del aula y solo tres menores simultáneamente pueden estar recibiendo clases

Mercedes Ortiz, maestra del Aula Hospitalaria, y la mascota 'Mom'. Mercedes Ortiz, maestra del Aula Hospitalaria, y la mascota 'Mom'.

Mercedes Ortiz, maestra del Aula Hospitalaria, y la mascota 'Mom'. / D. A.

El Aula Hospitalaria del Hospital de Poniente ha retomado su actividad con motivo del inicio del curso escolar 2020-2021. Las instalaciones del Aula y sus protocolos de funcionamiento se han adaptado para reforzar la prevención frente a la COVID-19 y ofrecer un espacio seguro a los niños y niñas que deben continuar con su educación durante su ingreso en el centro hospitalario.

Como en el resto del Hospital de Poniente, el uso de la mascarilla es obligatorio en el Aula en todo momento y su espacio se ha reorganizado, para garantizar la distancia de seguridad. Simultáneamente podrán acceder al Aula Hospitalaria un máximo de tres menores, cada uno junto a la persona adulta que se encarga de su cuidado y acompañamiento durante la estancia en el hospital.

A demanda de las familias y según la patología que haya motivado el ingreso del menor, la atención educativa se realiza tanto en las propias instalaciones del Aula Hospitalaria, como en la habitación donde es atendido el niño o niña

Las mesas y sillas son desinfectados cuando el menor vuelve a su habitación y a cada niño y niña se le hace entrega de material de un solo uso para la realización de las actividades educativas, como cuadernos y lápices, siempre que no pueda usar material propio.

Tanto los niños y niñas como sus familias deben lavarse las manos a la entrada y salida, así como cada vez que transcurre una hora de trabajo en el aula. La maestra del Hospital de Poniente, Mercedes Ortiz, explica que “se ha reforzado la apuesta por la higiene de manos, incidiendo en su importancia para la prevención, no solo del coronavirurs, sino también de diferentes patologías y por ello realizamos actividades educativas y juegos con el alumnado, con el apoyo de vídeos y otros materiales divulgativos”.

A demanda de las familias y según la patología que haya motivado el ingreso del menor, la atención educativa se realiza tanto en las propias instalaciones del Aula Hospitalaria, como en la habitación donde es atendido el niño o niña.

Mercedes Ortiz subraya que “además de trabajar la continuidad del proceso educativo de los niños y niñas, hemos puesto especial énfasis en este inicio de curso en ayudarles en la gestión de sus emociones, que en algunos casos se han visto alteradas en los últimos meses, por el confinamiento y las restricciones impuestas durante la pandemia. Para ello, hacemos talleres y actividades con la ayuda de nuestra mascota del Aula, MOM”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios