Roquetas de Mar

Roquetas aprueba la Ordenanza Municipal para la Prevención y el Control de Mosquitos y Moscas

  • El texto pretende aportar información y consejos a los ciudadanos para evitar la presencia o expansión de moscas y mosquitos picadores, a la vez que prevenir situaciones que puedan atraer a estos insectos

Roquetas aprueba la Ordenanza Municipal para la Prevención y el Control de Mosquitos y Moscas Roquetas aprueba la Ordenanza Municipal para la Prevención y el Control de Mosquitos y Moscas

Roquetas aprueba la Ordenanza Municipal para la Prevención y el Control de Mosquitos y Moscas

Esta semana se aprobaba en comisión informativa la nueva Ordenanza Municipal para la Prevención y el Control de las Plagas de Mosquitos y Moscas, confeccionada desde la Delegación de Aseo Urbano, Parques y Jardines y Mercados, dirigida por la concejala Susi Ibáñez Toro. La propia concejala destacaba, respecto a la ordenanza en proceso, que “se justifica por una razón de interés general primordial como es el bienestar y la salud pública”, definiendo como el principal objetivo de la misma “establecer las medidas necesarias para mantener las poblaciones de moscas y mosquitos dentro de límites tolerables, minimizando los efectos molestos e insalubres que estos insectos ocasionan”.       

El texto aporta una serie de disposiciones en las que se informa a ciudadanos, empresas, colectivos y comunidades sobre sus responsabilidades y obligaciones de cara a evitar la presencia y/o expansión de las moscas y mosquitos picadores en el municipio, a la vez que se pretende concienciar acerca de la necesidad de cumplir con estas obligaciones, como ejercicio de responsabilidad ciudadana.

Asimismo, la Ordenanza dota al Ayuntamiento y a los órganos competentes de las herramientas necesarias para hacer cumplir las directrices oportunas en los espacios de titularidad privada, estableciendo diferentes tipologías en cuanto a faltas e infracciones. Una vez aprobado, el texto se debatirá en el próximo pleno municipal y continuará su proceso administrativo, con vistas a entrar en vigor en los próximos meses.

En cuanto al contenido de la presente ordenanza, se hace especial hincapié en la necesidad de evitar la presencia de agua estancada, el acopio incontrolado de residuos orgánicos o la acumulación de suciedad, entendiéndose que son éstas las situaciones más proclives a atraer insectos, o provocar la aparición de focos de cría o infección de larvas.

En este sentido, se establece la obligación a propietarios o responsables de espacios, tanto públicos como privados, así como centros de actividades comerciales e industriales o zonas residenciales, de mantener dichos espacios en condiciones de higiene, salubridad, seguridad y ornato público. Se extiende esta obligación también a adoptar las medidas necesarias para evitar la presencia de aguas estancadas o acopio de residuos orgánicos durante un tiempo prolongado que pueda provocar la aparición de focos de insectos.

En cuanto a residuos procedentes de explotaciones agrícolas, deberán gestionarse de acuerdo a la Ordenanza Municipal Reguladora de la Gestión de los Residuos Agrícolas, tomándose las precauciones necesarias que eviten que su descomposición atraiga la presencia moscas, mosquitos o focos de cría. Se deberá disponer asimismo de un Plan Control Prevención, Seguimiento y Control de mosquitos y moscas por parte de las empresas, que disponga medios, condiciones, actuaciones a realizar, tipologías de productos, o historial de revisiones.

Centros docentes, deportivos, lúdicos y otras instalaciones de uso estacional deberán también disponer de un plan que permita prevenir y evitar la aparición de plagas en épocas de cierre o baja actividad. Esta disposición será también aplicable a zonas residenciales comunitarias, obras, viveros, lugares de esparcimiento, centros de trabajo, hoteles, restaurantes o cualquier otra instalación con presencia de jardines, piscinas, vegetación ornamental, fuentes, zonas de juego infantil, papeleras, o contenedores.

En definitiva, se insta a mantener una actitud cívica, y se aportan las indicaciones necesarias para evitar situaciones de acumulación de aguas estancadas, residuos orgánicos o acopios de material que, incluso generándose en espacios privados o particulares, puedan atraer focos de insectos y generar un perjuicio a ciudadanos o negocios de las zonas colindantes.  

La concejala delegada de Aseo Urbano, Parques y Jardines y Mercados, Susi Ibáñez Toro, ha reiterado “el compromiso del Ayuntamiento en la lucha contra estas plagas de mosquitos y moscas, que llegan a afectar considerablemente, tanto al bienestar de nuestros vecinos y nuestros visitantes, como a las actividades comerciales”. La edil llamaba también a la responsabilidad ciudadana en cuanto al cuidado de espacios particulares, recordando la necesidad de mantener éstos en condiciones higiénico-sanitarias adecuadas para evitar la aparición de focos de cría.

En este sentido, ha recordado que el Ayuntamiento cuenta con un servicio permanente de fumigación y tratamiento preventivo contra los mosquitos, que recorre diariamente el municipio y, especialmente, las zonas cercanas a los espacios verdes. “Un servicio que ha logrado una mayor efectividad en los últimos años y una mejora sustancial ante la proliferación de mosquitos que solíamos sufrir tras momentos de lluvias y altas temperaturas, especialmente en los meses de mayo y de septiembre”, ha valorado. Susi Ibáñez ha recordado, por último, que los ciudadanos pueden informar de la presencia de mosquitos o moscas a través del Gestor de Incidencias en la Vía Pública, de forma online y por Whastapp, así como en el teléfono municipal 950 33 88 55.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios