PERFIL

Diego Alonso Cánovas: un veratense del Renacimiento

  • Maestro, matemático, psicólogo, músico y poeta, es uno de los intelectuales más relevantes de la localidad

  • Creó el grupo de Facebook ‘No eres de Vera si...’ que goza de gran popularidad

Diego Alonso Cánovas en la Plaza Mayor de Vera Diego Alonso Cánovas en la Plaza Mayor de Vera

Diego Alonso Cánovas en la Plaza Mayor de Vera / V. Visiedo P.

Se acaban de cumplir 70 años desde aquel 30 de diciembre de 1949 en el que nacía este ilustre veratense en la calle Villar de Vera, junto a la iglesia parroquial. Diego Alonso Cánovas era un chiquillo tímido, callado y muy estudioso, algo que sin duda dio sus frutos. De sus primeros años, recuerda con viveza aquella mañana de febrero del 54 en la que Vera despertó cubierta de nieve. “Me asomé desde el balcón, cogido en brazos de mis padres, y vi todo nevado”, cuenta con viveza, como si pudiera contemplar aquella extraña estampa de nuevo.

La infancia la pasó a ratos entre la casa familiar y el bar de su padre, no a muchos metros de donde vivían. Ese mítico Bar de Enrique vio crecer a Diego Alonso hasta que tuvo que volar, salir de Vera para convertirse en lo que es hoy en día.

Una brillante carrera académica

Diego Alonso Cánovas es uno más de esa magnífica generación de veratenses salidos de las clases del Instituto Laboral en sus primeros años. Persona de origen humilde, hubo de valerse de su esfuerzo, a base de buenas notas, las becas y el trabajo de sus padres para completar una trayectoria académica muy destacable. Primero pasó por Elche, donde estudió el bachiller superior durante dos años. Luego, a Almería capital, donde estudiaría Magisterio, ingresando directamente al cuerpo de maestros sin oposiciones (por sus buenas calificaciones). Pero poco le duró, apenas 21 días en el colegio Las Lomas del Viento en Las Norias de Daza.

Pero sus inquietudes le hicieron pedir la excedencia para seguir formándose. Cogió las maletas y puso rumbo a Granada para estudiar Matemáticas. Obtuvo una beca salario del Régimen y en cinco años consiguió licenciarse. Allí se quedó después como profesor de Análisis Matemático en la Universidad de Granada durante 3 años. Pero la lejanía con su esposa, que era maestra en Adra, hizo que su vida diese un nuevo giro.

De nuevo se puso a hincar los codos y logró aprobar las oposiciones de profesor de instituto. Tras un primer año en Guadix llegó al que sería su centro durante 18 años: el IES Nicolás Salmerón de Almería. Allí llegó a ser director también durante tres cursos.

Diego Alonso Cánovas. Diego Alonso Cánovas.

Diego Alonso Cánovas. / V. Visiedo P.

Pero este veratense tiene espíritu renacentista y necesitaba probar otras materias. Adquirir más conocimientos. De las Matemáticas pasó a la Psicología. Mientras daba clases comenzó a estudiar la carrera, primero en Almería y después en Granada. Qué de viajes, a diario, a la capital nazarí por las mañanas, para dar clase en su instituto almeriense por las tardes. Un esfuerzo de nuevo recompensando con un título superior. Pero no se quedó ahí, sino que se decidió a hacer el doctorado. Así logró plaza en la Universidad de Almería, donde permaneció otros 18 años de docencia. “Dentro de la Psicología me he dedicado a lo que tenía más relación con las matemáticas, como es el razonamiento humano. Mi tesis la realicé sobre el aprendizaje en situaciones de no consciencia”, explica.

Músico y poeta

¿Entre tantos estudios y trabajo, tenía tiempo para sus otras aficiones? Vaya que sí. Especialmente para la música, la que confiesa que es su gran pasión. “Puedo decir que le he dedicado más tiempo a mis aficiones que a mi profesión”. “Estoy ahora hablando y una parte de mí va llevando el compás, y es que la música es muy importante en mi vida”.

Su otra vena artística es la de poeta. No obstante, esta es una faceta que ha descubierto más recientemente, pues le sobrevino con la jubilación. “Empecé a interesarme por esa ‘enfermedad incurable y pegadiza’ que es la poesía y no paro de leer poetas de todo tipo”, cuenta. Hasta hace unos años, de hecho, nunca se había atrevido a escribir poemas. Ahora, no puede pasar un día sin hacerlo. Las ideas le brotan en cualquier momento. Casi siempre irónico y divertido, en algunas ocasiones más intimista. Se inspira en la poesía clásica, en Quevedo, León Felipe, o Garcilaso. También en contemporáneos y amigos, como Diego Reche, con quien escribió ‘Poemas de andar por clase’, un libro que le ha reportado gran éxito en la provincia. No obstante, su primer poemario fue ‘Desde ángulos distintos’, publicado en 2015. El próximo, cuyo título aún no se puede desvelar, se publicará este año 2020.

Pero no queda ahí la cosa. Diego Alonso es también el alma máter del grupo de Facebook ‘No eres de Vera si...’. Una herramienta que ha servido para enriquecer la vida cultural de la ciudad.”La idea es ignorar lo que nos separa y centrarnos en aquello que nos une”, cuenta. Así nació este grupo en 2014, en el que aún cada día miles de veratenses y foráneos comparten historias, anécdotas, fotografías, vídeos y noticias de Vera.

Este es un esbozo de un Diego Alonso Cánovas que se ha convertido, por méritos propios, en una persona muy relevante para la sociedad almeriense. Un hombre del Renacimiento, que nació con la inquietud del saber.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios