Vícar

Numerosos mayores han solicitado las ayudas para adaptación de sus viviendas

  • La Junta de Andalucía concede aportaciones económicas para sufragar los trabajos en las casas

El plazo para la presentación expiró esta semana. El plazo para la presentación expiró esta semana.

El plazo para la presentación expiró esta semana. / d. a.

Numerosas personas mayores de 65 años o con grado II y III de discapacidad han presentado dentro del plazo previsto, que expiró este pasado 10 de julio, las solicitudes para acceder a las ayudas económicas para la adaptación funcional de sus viviendas, dentro del programa puesto en marcha por la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía.

El objetivo de estas ayudas, como explicó al cierre del plazo de presentación de solicitudes el alcalde de Vícar, Antonio Bonilla, "no es otro que contribuir a financiar obras y en su caso asistencias técnicas, para mejorar la seguridad y la adecuación funcional de las viviendas habituales a las necesidades especiales de las personas mayores, o de las personas con discapacidad y movilidad reducida o grandes dependientes". Las citadas ayudas tendrán una cuantía equivalente al 70 por ciento del coste total del presupuesto protegible, teniendo este presupuesto un límite máximo de 2.000 euros que se podrá incrementar por los gastos de asistencia técnica en 600 euros.

En cuanto a las obras que se pueden subvencionar, son la mejora de la seguridad y adaptación de la instalación de gas a la normativa vigente y a las necesidades funcionales de la persona solicitante, así como la dotación de elementos de fácil y segura manipulación, la Instalación de alumbrado conmutado en el dormitorio u otro espacio de la vivienda que así lo requiera para la utilización por la persona solicitante.

De igual forma, se ha podido solicitar la ayuda para la mejora de la seguridad y adecuación de la instalación eléctrica a la normativa vigente y a las necesidades funcionales de la persona solicitante, y la adecuación del ancho de puerta así como la eliminación de otras barreras arquitectónicas. Y en el caso de los cuartos de baño, para la instalación de suelo antideslizante, instalación de apoyos y asideros y adecuación de los sanitarios y grifería a las necesidades de la persona solicitante.

Igualmente, se contemplan ayudas para la colocación de pasamanos en pasillos de las distintas estancias de la vivienda; y otras obras y elementos de similar naturaleza que contribuyan a la eficaz adecuación de la vivienda a las necesidades de la persona solicitante.

Dentro del colectivo de personas mayores existen numerosos casos para los que este tipo de ayudas significan un importante paso, crucial en su calidad de vida, ya que de no existir sería muy complicado que abordarán por sí solos todos el proceso de trabajos necesarios para adecuar la vivienda a sus necesidades, así como cubrir su coste total.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios