Vícar

La Puebla rinde honores a su virgen

  • La IV Quedada MTB volvió a reunir a multitud de amantes de las bicis

  • Los vecinos procesionaron a su patrona con gran fervor en la tarde de ayer

La Puebla se volcó con su patrona por las calles del municipio. La Puebla se volcó con su patrona por las calles del municipio.

La Puebla se volcó con su patrona por las calles del municipio. / Rafael González. (Vícar.)

Con la espectacularidad y el recuerdo muy vivo aún en la retina después de la divertida jornada del pasado sábado donde la Puebla de Vícar se teñía multicolor la Carrera de Colores, la barriada amanecía en el día de ayer con la resaca de toda la fiesta acumulada durante todo el fin de semana pero con las pilas cargadas para disfrutar y vivir en primera persona las últimas horas de las fiestas en honor a su patrona, María Madre de la Iglesia. Unas horas en las que además se rindieron todos los tributos hacia ella. Era su día grande.El domingo comenzaba temprano. Daban las 9:00 horas de la mañana y ya resonaban los cohetes que anunciaban el día más especial en el que procesionan a la imagen de su Virgen. A esa misma hora daba comienzo la cuarta Quedada MTB Puebla de Vícar, en la que los participantes recorrieron con sus bicicletas las principales arterias de la localidad.

Un día más, y como no podía ser de otra manera, los vicarios se congregaron masivamente para degustar las mejores tapas en una feria del mediodía que ha sido el gran punto de encuentro y distensión para todos los vecinos.

Una vez más, los momentos más emotivos de todos los vividos en estos días grandes fueron los que acontecieron durante la procesión, donde centenares de personas acompañaron a su patrona durante el tradicional recorrido por las calles de la Puebla para rendirle su tributo y demostrarle su devoción y fervor y en el que muchos vicarios le transmitieron sus deseos.

Misa en honor a la virgen previa a la procesión, a la que acudió el alcalde de Vícar, Antonio Bonilla. Misa en honor a la virgen previa a la procesión, a la que acudió el alcalde de Vícar, Antonio Bonilla.

Misa en honor a la virgen previa a la procesión, a la que acudió el alcalde de Vícar, Antonio Bonilla. / Rafael González. (Vícar.)

Que duda cabe que el Ayuntamiento del municipio ha sabido mantener unas fiestas tradicionales a las que ha sido capaz de incorporando nuevas actividades y propuestas que vienen a conformar un amplísimo abanico de posibilidades donde se reconoce a todos los vecinos, independientemente de su edad, puesto que hay iniciativas para todas ellas y, por supuesto, para disfrutarlas también en familia, sin contar estos actos litúrgicos, donde la población demuestra su gran fervor.

Así, en estas fiestas siempre coexiste la tradición con la modernidad. La tradición que permite conservar su esencia, y por ello son muy atractivas, viene de la mano de los actos religiosos en honor a Santa María Madre de la Iglesia.

Actos religiosos que son uno de los principales pilares de estos festejos junto a las actividades más lúdicas, que un año más serán variadas y adaptadas a todos los públicos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios