Semana Santa

El Calvario expresa la fe del dolor humano

  • Silencio, austeridad, sobriedad, paso a paso, desde la plaza de San Roque en Pescadería-La Chanca hasta la apostólica Catedral y Carrera Oficial

El paso del Calvario a su paso por la plaza de la Catedral de Almería El paso del Calvario a su paso por la plaza de la Catedral de Almería

El paso del Calvario a su paso por la plaza de la Catedral de Almería

Miércoles Santo, a las 18 horas en punto de una tarde mediterránea ventosa y con presagio de lluvia, pero con fragancias a la mar, en la iglesia de San Roque regida por los Padres Marianistas, comenzó la andadura en el barrio más indaliano de Almería, La Chanca–Pescadería, la Estación de Penitencia de la Hermandad del Santísimo Cristo del Mar, Nuestra Señora de las Lágrimas y San Juan Evangelista en el Monte Calvario con la impronta mariana y marinera de la Virgen del Carmen, obra del afamado y polifacético Jesús de Perceval. Cofrades, mujeres y hombres, revestidos con los atributos penitenciales de hábito y antifaz de negro ruan y cíngulo trenzado portando sobre sus hombros la cruz de la divina Redención.

Antes de hacer la crónica de esta procesión penitencias he leído con unción el boletín número 18 de la Hermandad, en la que desde el gran angular aparecen fotografías de Pedro José García Pérez e Isabel Pretel Villegas, y una serie de artículos que son los que los cofrades y costaleros tienen en cuenta para poder realizar con prestancia nazarena y saber estar penitencial un cortejo que se adentra desde la hoy periferia a lo que hoy es el centro, llevando el Misterio del Calvario a cuantas personas presencian el Paso de Misterio y el conjunto de toda la procesión penitencial.

Estos escritos a los que quiero hacer referencia amanuense, son importantes para esta cofradía en su andadura en la religiosidad popular de todo un barrio, el del Obispo Monseñor Adolfo González Montes, de la presidenta de la Agrupación de Cofradías Encarnación Molina, el consiliario de la Hermandad Julio Ruíz de Zárate, el P. Eduardo Fernández-Moscoso SM, Antonio José Soler Martínez y El Abuelo, a quien dedica esta salida procesional con el crespón negro a Carmen Isa fallecida recientemente, costurera de la Virgen de las Lágrimas, y que durante la Estación de Penitencia todos y todas cuantos la integrábamos la íbamos recordando con unción para que nos diera esperanza ante el dolor y el sufrimiento que nos acerca el alma a la Eternidad.

Si bien todo el cortejo sale desde el interior de la iglesia, no es menos cierto, que el Paso de Misterio comienza su recorrido desde una artificial carpa sin necesidad alguna, pudiéndose realizar desde el interior, una vez se autorizarán por la autoridad eclesiástica competente las obras pertinentes. Salida en la que comienzan saetas a través de los saeteros de la Peña El Morato así como otras personas que se lanzan a rezar desde el flamencólogo cante hondo. Bien dirigida la Hermandad por José Antonio García Pardo y Juan Espinosa García, y los arrabales de la feligresía el distinguido cofrade y concejal roquetero José Juan Rubí Fuentes. Igualmente, presentes para dar ánimo y rezar junto a los miembros del cortejo el Alcalde de la ciudad y concejales de su equipo de gobierno acompañados por miembros de la Agrupación de Cofradías. Presentes junto al Paso flanqueándolo miembros uniformados de la Orden de los Reales Tercios de España, vinculados a esta corporación cofrade.

Tras ir bendiciendo con la fragancia del incienso y la música procesional de la Agrupación Musical Nuestra Señora de Montserrat a todo el barrio de La Chanca–Pescadería y la Almedina, llegó a la Santa y Apostólica Iglesia Catedral siendo recibida la Cofradía por dignidades del Cabildo Catedral y directivos cofrades, realizándose la correspondiente acción de gracias espiritual y continuando su trayecto penitencial hasta la carrera oficial abarrotada de personas y cuya estrechez daba unos sentires de proximidad al Misterio de la Fe del Paso del Calvario del escultor imaginero Miguel Bejarano, llevado con elegancia religiosa por 35 costaleros arrimando el hombro con pasión, que Dios se lo pague con parabienes espirituales esa entrega voluntaria y cristiana en las trabajaderas.

Durante el recorrido se estrenó la marcha procesional realizada por el Profesor Titular de la UAL Juan Rafael Muñoz Muñoz, que ha sabido captar en esos acordes el espíritu singular de esta cofradía con sentires marianos y marinos.

Una Cofradía que hace un gran esfuerzo en la distancia en llevar la piedad popular más genuina almeriense por todo el casco histórico de la ciudad, hasta adentrarse en una Carrera Oficial que con la maestría de los capataces y costaleros llevan con prestancia y elegancia sacramental el Paso de Misterio con esa conversación Sacra entre el Discípulo Amado y la Virgen María con el Señor de la Vida y la Esperanza. Cuando estoy cerrando amanuensemente este artículo el cielo se ha vuelto más penitencial, más lagrimoso, lo que espero que todo haya discurrido sin ninguna incidencia notoria. Amén.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios