Semana Santa

El fervor religioso inunda las calles

  • Los cofrades se han quedado con la espinita de no ver en la calle a su nuevo Cristo Yacente

El Jueves y Viernes Santo las puertas de la iglesia de Huércal de Almería se volvieron a abrir para ver salir los pasos que sacó a la calle la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Nuestra Señora de los Dolores y Santo Sepulcro, la única que existe en el municipio. Las dos procesiones que se han celebrado han inundado las calles de la localidad del sentir religioso propio de estas fechas, en las que Huércal no se ha quedado al margen y ha querido rememorar la Pasión y Muerte de Cristo.

El cortejo procesional que acompañó los pasos de Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores, portado a hombros por sus cuadrillas, brilló la noche del jueves e hizo lo propio la noche del viernes durante la procesión del Santo Entierro.

La cofradía conmemora del 1 de julio al 12 de mayo de 2018 los 25 años de su fundación

En este punto cabe decir que hay una espinita clavada en el corazón de estos cofrades, que al final no han podido procesionar este año, como ellos esperaban y deseaban, la nueva imagen del Cristo Yacente, que ha sido encargada al imaginero Juan Carlos Vázquez Pichardo, quien no ha terminado a tiempo este trabajo.

Concluidos los desfiles procesionales, la cofradía de Huércal de Almería ya ha empezado a pensar y preparar el que será un año importante para la misma y es que la Cofradía conmemora los 25 años de su fundación. Para este aniversario tienen previsto un amplio calendario de eventos, que se desarrollará entre el 1 de julio al 12 de mayo del próximo año.

Huércal de Almería vivió con fervor la procesión del Jueves Santo con los pasos de Nuestro Padre Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores. Los dos pasos -al igual que los que salieron el viernes- fueron portados por sus cuadrillas mixtas compuestas por casi 60 personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios