Nueva temporada en Netflix 'El vecino': un superhéroe peculiar llevado a la comedia

  • Netflix estrena la segunda y última temporada de  la serie de 'anti superhéroes' protagonizada por Quim Gutiérrez y Clara Lago

La serie 'El vecino' narra las absurdas aventuras del superhéroe Titán.

La serie 'El vecino' narra las absurdas aventuras del superhéroe Titán. / NETFLIX

En una época donde los superhéroes rozan la perfección, la excepción cobra vida con la serie El vecino, la comedia que caricaturiza la figura del superhéroe y nos muestra una visión absurda y surrealista del personaje central. Netflix acaba de estrenar su segunda y última temporada compuesta por ocho episodios de fácil consumo.

La serie está protagonizada por Quim Gutiérrez (Javier) en el papel de Titán y Clara Lago (Lola) como parte fundamental de La policía del karma. Ambos protagonistas tienen como escuderos a los actores Adrián Pino (José Ramón) y Catalina Sopelana (Julia). Además, en esta segunda temporada se incorpora a Fran Perea que ejerce de sí mismo, en un tono grotesco y de humor, y a Javier Botet, que encarna a un misterioso funcionario que se presenta en el vecindario para encontrar al verdadero guardián.

Fran Perea se incorpora al reparto de la temporada 2 de la serie 'El vecino' Fran Perea se incorpora al reparto de la temporada 2 de la serie 'El vecino'

Fran Perea se incorpora al reparto de la temporada 2 de la serie 'El vecino' / NETFLIX

Las tramas de la segunda temporada giran en torno a la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos. La alcaldesa, interpretada por Gracia Olayo, hará todo lo posible por conseguir el sueño olímpico. Para ello necesita la figura de un superhéroe, pero quiere que esté encarnada por un actor famoso (Fran Perea) para así aprovechar el tirón comercial que no tiene Javier. La maniobra acabará con la muerte del actor en una de las escenas de doblaje del superhéroe.

Paralelamente, Lola crea con su amiga Julia La policía del karma para castigar a los maleantes. “Como novatas, nada les sale bien por desconocimiento y torpeza. Y las redes les otorgan el papel de supervillanas”, comenta Clara. “Somos dos justicieras que no tienen reparos ni prejuicios para decir lo que piensan”, dice Catalina. Preguntada sobre los atractivos de la segunda temporada, Clara nos afirma que los espectadores se lo van a pasar muy bien. “Es algo diferente a lo habitual. La segunda temporada se vuelve muy loca y disparatada”, asegura.

La serie refleja el día a día de un superhéroe cotidiano. En la vida real Clara Lago tiene a sus propios superhéroes. “Todas las personas cercanas a mí me inspiran en algún sentido. En el caso de superhéroes anónimos admiro a las personas que sufren cambios de vida radicales o traumas fuertes por un accidente o cualquier situación trágica. Esos que son capaces de superarse a sí mismos y son la viva imagen de la superación personal me fascinan. Clara Lago se mete en la piel de dos superhéroes bien distintos. “Como actriz me lo he pasado muy bien formando parte de La policía del karma, ahí se observa mejor la parte torpe de Lola. En la trama final con Javier aparece la rivalidad, mientras que con Julia soy más absurda, ridícula y divertida”, expone.

Quim Gutiérrez destaca un aspecto por encima de todos de su personaje Javier. “Me quedo con la capacidad que tiene para salir a través de su verborrea y ocurrencias mentales de cualquier situación en la que es consciente de la que ha liado. Puede resultar gracioso, entrañable y hasta perdonable para las víctimas”, argumenta. Mientras que Adrián Pino, en el papel de un opositor sin rumbo, considera que “nunca es tarde para cambiar el ritmo de tu vida”.

Si Quim Gutiérrez fuera un superhéroe centraría sus poderes en salvaguardar al planeta de los efectos del cambio climático. “Resolvería los problemas que está generando el cambio climático y recuperaría los glaciares”. Por su parte, Fran Perea se centraría en la inmigración. “Crearía un sistema para localizar las pateras en el Estrecho y ayudar a todas esas personas que se juegan la vida en busca de un futuro mejor”, aclara. Sobre la reacción que provoca las entregas finales de la serie en el espectador, Fran Perea señala que “se trata de una comedia que destila buen feeling y asegura la diversión”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios